Con una amplia convocatoria se reiteró el pedido de justicia por Simón Saiegg

Vecinos de Trelew, compañeros y familiares del oficial Simón Saiegg ayer por la tarde se dieron cita en la plaza Independencia para celebrar una misa al aire libre en pedido de justicia. El padre Andrés, quien tuvo a cargo la ceremonia religiosa, advirtió ante la angustia de los presentes: "no se deben olvidar que si la justicia de los hombres falla, también existe la Justicia de Dios".

Ayer alrededor de las 19 horas compañeros de la fuerza de Simón, junto a amigos y familiares se dieron cita en la plaza Independencia de Trelew para rendirle un homenaje al oficial Simón Saiegg muerto después de recibir numerosas quemaduras en su cuerpo.

En nombre de la familia tomó la palabra Angela Siegg quien expresó su pesar por la situación que les toca atravesar pero advirtió que todo el grupo familiar "consideramos necesario agradecer por su acompañamiento, sabemos bien lo que sentimos al pensar que no volveremos a ver a Simón, que solo nos quedarán los recuerdos más bellos de esa persona tan maravillosa, nuestro guerrero".

En la antesala a la ceremonia religiosa manifestó su confianza en la justicia divina: "confiamos en que Dios iluminará nuestro camino para llegar a la verdad que tanto ansiamos, por supuesto nada de eso nos quitará el dolor, pero al menos nos dejará una sensación de tranquilidad", señaló Angela.

Sobre la posibilidad de que se consiga respuesta de la justicia de los hombres, la hermana de Saiegg indicó "estamos seguros de que aunando nuestras fuerzas, nuestro Dios escuchará nuestro clamor y muy pronto todos aquellos que actuaron tan mal, que causaron tanto sufrimiento, que destruyeron a una familia y devastaron a nuestros corazones tendrán su pena".

Por su parte, el padre Andrés expresó: "si la justicia de los hombres falla, también existe la Justicia de Dios".

EL CASO

Simón Saiegg de 31 años, que se desempeñaba como oficial de la Policía de Chubut, el pasado 20 de febrero perdía la vida tras casi una semana de lucha en terapia intensiva en el Hospital Regional tras un confuso hecho ocurrió en la madrugada del domingo 14 de febrero en una vivienda de la calle Código 2.411 al 1.200 de Kilómetro 8.

Saiegg estaba junto a su novia, una hermana de esta y su pareja cuando sufrió quemaduras con un líquido combustible. Familiares insisten en que se trató de un ataque y denunciaron que familiares de la novia limpiaron la casa para borrar evidencias. Teniendo en cuenta además, que cuestionaron la tardanza en en llamado a la ambulancia y sabiendo de la existencia de un video donde se registraron los primeros momentos de la llegada de la policía al lugar.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico