Con una sentada piden que el funcionario municipal Velázquez cumpla su condena

Convocan a la comunidad a acompañar el pedido de justicia por el homicidio de Ángel Domínguez, quien murió luego de ser atropellado por una camioneta de la secretaría de Seguridad municipal. Reclaman, que a pesar de reconocer su culpabilidad, Velázquez sigue manejando, incluso vehículos oficiales y que en lugar de ser despedido del municipio, fue ascendido.

Mañana a las once de la mañana, familiares y amigos de Ángel Domínguez se apostarán en las puertas de Fiscalía, en la calle Abásolo, para exigir respuestas a la fiscal Cecilia Codina, por la libertad y la posibilidad de seguir conduciendo vehículos oficiales por parte de Juvenal Velázquez, el funcionario municipal que aceptó su culpabilidad sobre la muerte de Domínguez.

"Tenemos confirmado el apoyo de otros casos que son atendidos por la misma fiscal, que se van a hacer presentes. Y convocamos a toda la comunidad a que nos acompañe, también a los empleados municipales que denunciaron a Velázquez por coimas", explicó Noelia, una de las hijas de Domínguez a El Patagónico.

"Lo único que queremos es que se haga justicia, porque este hombre destruyó nuestra familia y él sigue haciendo una vida normal. En mayo van a ser dos años, él está acusado y nadie hace nada". Noelia recordó que desde la anterior administración municipal les dijeron que desconocían la condena que pesaba en contra de Velázquez, más conocido como "Maga", "ni siquiera saben a quién contratan", lamentó la mujer.

El duelo por Domínguez, además del dolor natural, fue un "shock traumático" para la familia que contaba con él como sostén de hogar. "Todas estamos con tratamiento psiquiátrico, ataques de pánico, producto de estar un día bien, comer con mi papá y pasar al otro día y verlo destrozado, mi mamá hasta le vio las marcas de las ruedas cuando lo tuvo que cambiar", señaló.

La situación económica tampoco fue fácil para esta familia, desde entonces "vendimos muchas cosas, hasta la mesa de 15 personas que compartíamos con mi padre", indicó Noelia aunque este tema es secundario para ella frente a la necesidad de conseguir justicia: "que el que mata, vaya preso, no pedimos nada más", concluyó la joven.

PRÓFUGO

Además de Juvenal, en la camioneta de la secretaría, la noche trágica del 18 de mayo de 2014, también circulaba Luis Cortez, quien a pesar de las advertencias de la familia por su posible fuga "no se tomaron las prevenciones adecuadas, y él se fugo, sin presentarse si quiera a la lectura de condena, nadie nos informó que pasa con él, queremos ver qué es lo que hace la justicia porque uno no puede andar matando porque se le ocurre", señaló Noelia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico