Concejal de Chubut denunció la falta de control sobre la "pastilla del día después"

"Las toman como anticonceptivo cuando es de uso excepcional", aseguró Leandro Furque, concejal de Cambiemos en Trevelin, quien denunció ante el Juzgado Federal por la falta de control en la entrega gratuita en los centros de salud como en su venta sin receta en las farmacias.

El concejal de Cambiemos de la ciudad de Trevelin, Leandro Furque, presentó ante el Juzgado Federal una denuncia debido a la falta de controles en la distribución gratuita en los centros de salud y la venta de de las "pastillas del día después".

Furque advirtió sobre las consecuencias de que esta pastilla se puede adquirir en forma gratuita en todos los centros de salud de la provincia como en hospitales públicos y que se vende sin receta en las farmacias. Esto genera -según su planteo - que sea utilizada en forma "indiscriminada" por aquellas personas que no están debidamente informadas sobre uso.

El edil explicó a El Patagónico que hay muchas mujeres que "las toman como anticonceptivo cuando es de uso excepcional. Es como tomar 50 pastillas anticonceptivas a la vez", ejemplificó.

Y además recordó que la Corte Suprema de Justicia – en 2002 - prohibió el uso de esta pastilla que impide la implantación de un ovulo fecundado en el útero de la mujer por considerarla abortiva. Sin embargo, aseguró que lo único que hicieron los laboratorios fue cambiarle el nombre y sacar del prospecto "lo abortivo".

concejal furque.jpg

Furque ya había tenido algunas declaraciones que causaron polémica en el mes de abril, cuando en medio de una sesión en el Concejo Deliberante cuestionó campaña de educación sexual al considerarla "una promoción a la promiscuidad”, en relación a un folleto que formaba parte de una campaña del Ministerio de Salud de la Nación, donde se mostraban tres parejas: una con dos hombres, otra donde aparece un transexual y otra de dos mujeres y señalaba "hacelo con quien quieras, como quieras pero con preservativo".

Al respecto expuso que "este es el libertinaje que estamos promocionando, creamos hombres esclavos de las pasiones, dominados por los bajos instintos, egoístas y débiles. Es una promoción a la promiscuidad sexual y sexualidad desordenada", expresó.



Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico