Concejal entregó leña a familias que residen en las 150 Viviendas

Acompañado por dos colaboradores, el concejal Rubén Martínez realizó ayer la entrega de leña a familias del barrio 150 Viviendas de esta ciudad que no cuentan con los servicios básicos. Los vecinos contaron cómo afrontan el frío invierno, mientras otro grupo se acercó a la oficina de Desarrollo Social para exigir la entrega de documentación que permita la conexión de energía eléctrica.

Caleta Olivia (agencia)

Los vecinos deben afrontar la crudeza del invierno calefaccionándose con salamandras y en los mejores casos con caloventores, aunque estos últimos generan un gran gasto de combustible cuando son conectados a los equipos electrógenos.
Por ello es que el edil del Frente Vecinalista lleva adelante el trabajo desde hace varias semanas, asistiendo a las familias con leña que, en este caso, fue provista por la familia García de Cañadón Seco.
A bordo de una camioneta Ford Ranger, con su caja repleta de troncos, arribó junto a los colaboradores Fabián Krotvich y Andrés Figueroa, quienes puerta a puerta realizaron la entrega a los vecinos que poseen salamandras.
La misma acción estaba prevista que se repita hoy, ya que Martínez y ambos vecinos deben realizar varios viajes hasta Cañadón Seco, donde buscan la leña para poder asistir a la totalidad de las familias.
En ese punto hicieron saber que no disponen de motosierras, por lo cual deben cortar los troncos utilizando solamente hachas, contando también con la colaboración de la familia Silva de la Zona de Chacras de Caleta.
En tanto, los vecinos señalaron que luego que desde el municipio se les hiciera entrega de las casas en los primeros días del mes de abril en horas de la madrugada para evitar que sean usurpadas, no recibieron ningún tipo de asistencia posterior.
Cabe mencionar que las mismas no disponen de servicios básicos, es decir, luz, agua, gas y cloacas, por lo que desde hace tres meses deben cubrir por sus propios medios esas necesidades.

IMPERIOSA NECESIDAD

"Nosotros en casa tenemos el grupo electrógeno porque cuento con el apoyo de mi familia, pero el que no tiene esa suerte está a velas", contó una de las madres de familia quien, además, dijo que debe disponer de 200 pesos por día para al menos iluminar el interior de la vivienda, donde reside con sus cuatro hijos.
"Si conectamos una estufa eléctrica podemos llegar a gastar más del doble, porque consume mucho combustible, por eso lo más urgente es que nos instalen la energía, para que al menos de esa forma podamos calefaccionarnos con estufas eléctricas", afirmó.
Otro de los vecinos que vive junto a su esposa y un pequeño niño, comentó que deben recargar las garrafas día por medio y que el costo de ello es de 200 pesos. A lo que se suma que tampoco poseen red de distribución domiciliaria de agua, por lo cual varios camiones cisterna transitan diariamente por allí, cobrándoles 150 pesos los 1.100 litros del vital elemento.
Además, señaló que no poseen cobertura de telefonía celular, por lo cual cuando precisan realizar llamados deben caminar varios metros y que también, ante la falta de colectivos urbanos, aquellos que no poseen automóvil y deben movilizarse hacia la zona céntrica llegan a pagar hasta 100 pesos por el servicio de taxi.

DOCUMENTACION

Por otra parte, un grupo de vecinos se hizo presente desde las primeras horas de la mañana en la oficina de Desarrollo Social para reunirse con la titular del área, Andrea Páez.
Puntualmente le solicitan que se realice el certificado en puerta para que puedan comenzar con los trámites de conexión de la energía eléctrica.
Tampoco disponen de la documentación de preadjudicación de las 150 viviendas que fueron entregadas en la madrugada del 2 de abril, de las cuales hay 10 que los mismos vecinos aseguran que fueron usurpadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico