Concejales apelan a la sensibilidad de la Cámara Inmobiliaria

Los concejales pidieron ayer a la Cámara Inmobiliaria de esta ciudad que colabore con las centenares de familias que atraviesan situaciones críticas y que a casi un mes y medio del temporal aún no pudieron regresar a sus viviendas. Por ende, necesitan acceder a alquileres de bajo costo por algunos meses. La solicitud no generó hasta el momento una respuesta efectiva.

Los concejales de la comisión número 2, De las Personas con Necesidades Especiales, recibieron ayer a Liliana Maimo y Ricardo Loza, referentes de la Cámara Inmobiliaria de la ciudad, a quienes les pidieron colaboración para contener, con alquileres razonables, a las familias afectadas por el temporal.
El titular de la comisión, el edil radical Pablo Martínez, explicó a El Patagónico que lo que se busca desde el Concejo es que la gente pueda acceder a alquileres, al menos por unos meses, a precios “razonables” por la situación en la que se encuentra la ciudad por el temporal y hasta que los más afectados puedan volver a sus viviendas.
Los alquileres deben ser temporarios, teniendo en cuenta que muchas familias están autoevacuadas y necesitan un lugar provisorio hasta que refaccionen su vivienda. “Quedamos en tratar de desarrollar estrategias en conjunto y que la Cámara haga un relevamiento para tener una base de datos más certera de viviendas que puedan estar a disposición de los afectados”, explicó el edil.
Durante el desarrollo de la reunión, los ediles hicieron hincapié en la gran necesidad de contar con alquileres porque “hay una necesidad manifiesta de la gente que no puede volver a su casa y necesita un alquiler para poder reorganizar su vida, sus actividades. Para ello, Martínez comentó que “estamos esperando el informe de la Secretaría de Desarrollo Humano respecto a la cantidad de familias que necesitan disponer de una vivienda en forma temporal, para lo cual el Estado va a participar con parte de la erogación de ese alquiler”.
Sin embargo, los ediles marcaron la necesidad de que todas las instituciones colaboren con el estado de emergencia y no haya abusos. “Los propietarios también tienen que saber que los precios deben estar acotados a un valor que la familia pueda afrontar”, aclaró Martínez.
Finalizada la reunión, ambas partes se comprometieron a recabar la información necesaria para seguir avanzando. “Quedamos en volver a reunirnos con la información concreta para poder llevarle una solución cuanto antes a la gente que todavía está autoevacuada”, concluyó.
Los referentes de la Cámara, si bien no hicieron declaraciones, recordaron que son intermediarios entre propietarios e inquilinos, pero se comprometieron a hacer un relevamiento de las unidades que están disponibles en el mercado y a gestionar un mejor precio con sus clientes.
El municipio tiene una línea de apoyo a los damnificados desde la que se disponen 7.000 pesos para alquiler, monto que obviamente no alcanza para el pago de una vivienda tipo en Comodoro que, a nivel mercado, está muy por encima de ese aporte.
Nación confirmó, a través del coordinador del Ministerio del Interior, Ignacio Torres, que aportará la misma cifra, por 6 meses, para el alquiler de 50 viviendas pero, se presupone, ese acompañamiento será destinado a aquellos que no estén recibiendo el subsidio por parte del municipio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico