Concejales de Caleta Olivia aprobaron incrementar dietas para cargos políticos

En una sesión extraordinaria tan reducida como la sala donde deliberaron, los cinco concejales de esta ciudad aprobaron ayer los nueve puntos del orden del día, entre ellos el demorado presupuesto de gastos y recursos del año que está por finalizar, el cual incluyó un incremento de dietas para funcionarios con cargos políticos.

Caleta Olivia (agencia)
De hecho, se autorizó al Departamento Ejecutivo a volver a poner en vigencia una ordenanza que no se aplicaba desde 2008 y por la cual se autoriza un incremento de las dietas para el intendente Facundo Prades y resto de los cargos políticos, incluyendo a los propios concejales.
Este punto no fue ventilado públicamente e incluso varios legisladores consultados por El Patagónico respondieron sobre el particular con evasivas, argumentando que el expediente referido al presupuesto era muy abultado.
No obstante, una fuente de extrema confianza reveló que volvió a ponerse en vigencia la ordenanza 2.750 del año 2008 que regula la manera en que deben fijarse esas dietas.
Si bien no se habló de cifras, pudo saberse que (previo a la homologación del Ejecutivo) el incremento oscilaría en un 35%, con lo cual el salario del intendente podría llegar a 40 mil pesos y el de un secretario de gabinete a 35 mil, monto similar al que también percibirán los concejales.

TODOS DE ACUERDO
La sesión comenzó a las 16 para tratar un inicial orden del día de siete puntos y diez minutos después se pasó a un cuarto intermedio de más de media hora, ya que se solicitó la incorporación de otros dos temas, entre ellos la aprobación de la prórroga por 90 días del servicio de transporte público de pasajeros que presta la empresa Autobuses SRL.
El resto de la sesión no se extendió por más de 15 minutos y todos los puntos fueron aprobados sin objeciones ni debates por parte de Javier Aybar (presidente), Liliana Andrade, Roberto Martínez, Juan José Naves y Pablo Calicate. Los tres primeros responden al frente Unión Para Vivir Mejor (Frente Renovador del PJ, UCR y Socialismo) y los restantes al Frente para la Victoria.
Vale señalar que en la nómina de proyectos de ordenanza aprobados figuró una nueva tarifaria para 2016 y la creación de la Oficina Municipal de Transparencia y Anticorrupción.
En cierta manera, en todos los casos hubo un virtual acuerdo previo con el intendente Prades, quien el jueves había citado a los cinco ediles en su despacho para exponer sobre los proyectos que elevaría a la sesión extraordinaria para obtener un consenso generalizado
De hecho, él mismo había anticipado que vislumbraba una "sesión tranquila" y que le hubiera gustado que en su etapa de concejal (2007–2011) existieran "estas prácticas de reunión entre el Ejecutivo y el Concejo".
Por otro lado, respecto al aumento de dietas, en los pasillos políticos ya circulaba la versión de que algunos secretarios de gabinete exigían ese beneficio, teniendo en cuenta que muchos de ellos dejaron de lado sus actividades privadas -mucho más rentadas-, optando por ser colaboradores en la primera línea del jefe comunal.
Además, se dijo que con el transcurrir de los meses las dietas de los funcionarios con cargos políticos quedaron relegadas en relación a los trabajadores de planta permanente.
Como ejemplo, se indicó que un empleado u obrero encuadrado en el módulo 7 (el máximo) llega a percibir casi 30 mil pesos, sumando asignaciones familiares y otros conceptos.
De hecho, el incremento tiene fundamentos lógicos pero lo extraño es que por alguna razón se procuró no ventilar públicamente la iniciativa y además debe recordarse que en julio de este mismo año el anterior cuerpo de concejales solo autorizó un aumento a los empleados de planta, pero rechazó el de los cargos políticos al tener en cuenta la crisis financiera que atravesaba la comuna, panorama que en la actualidad no ha cambiado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico