Conciliación obligatoria para los auxiliares de Educación

La Secretaría de Trabajo de la provincia dictó ayer la conciliación obligatoria para el conflicto con los auxiliares de Educación que desde el 13 de agosto, en reclamo del pase a planta, están en retención de servicios. En asamblea realizada ayer a la tarde los trabajadores aceptaron la conciliación, que prevé una reunión de partes para el próximo viernes 22. El jardín 407 de Rada Tilly fue cerrado ayer por Supervisión ya que no estaba en condiciones por falta de higiene.

Mientras mañana se cumple un mes de conflicto, la Secretaría de Trabajo de la provincia dictó ayer la conciliación obligatoria en la medida de fuerza que están llevando adelante los auxiliares de Educación en reclamo de su pase a planta, con lo que dejarían de pagarle a la AFIP como monotributistas.
La conciliación, que ayer fue aceptada por los auxiliares en la asamblea realizada por la tarde en la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado, motivó que hoy, en su quinta semana de conflicto, se levante la medida y se retome el trabajo. El próximo viernes 22, el gremio deberá concurrir a la reunión de conciliación con el Ministerio de Educación, donde se espera que se conozca el cronograma del pase a planta de los monotributistas.
El dictado de la conciliación obligatoria se decidió ayer, luego de que ATE rechazara asistir el viernes a una reunión de negociación, a la que había sido convocada por el subsecretario de Educación, Carlos Plantey.
“En asamblea se rechazó ir a esa mesa porque era de diálogo y no de resolución. La conciliación obligatoria no puede desconocerse, así que esperemos que el 22 tengamos la respuesta del gobierno, que es el que está incumpliendo el compromiso asumido”, recordó el titular de ATE, Gerardo Coronado, a El Patagónico.

JARDIN CERRADO POR SUPERVISION

Supervisión de Escuelas resolvió ayer cerrar el jardín 407 de Rada Tilly por entender que las instalaciones del mismo no estaban en condiciones para seguir recibiendo a los alumnos y adultos que allí se desempeñan o concurren, ya que desde el 27 de agosto no se realizaban tareas de limpieza.
La decisión de Supervisión se adoptó luego de que un grupo de padres se presentara primero en el jardín y luego en el organismo que controla a todos los niveles educativos, para ofrecerse hacerse cargo de la limpieza.
“Nuestros chicos no pueden seguir sin clases y por eso luego de hablarlo, unas 8 mamás se ofrecieron a hacer el trabajo de limpieza. Respetamos el reclamo de los auxiliares, pero no podemos seguir esperando”, indicó Juan Alvarado, que ofició como vocero del grupo.
En Supervisión, donde fueron atendidos por el responsable general, los padres fueron informados del cierre del jardín y de la convocatoria del equipo directivo del mismo "para ver de qué manera podemos recuperar el edificio y el dictado de clases”, indicó la supervisora Norma Alderete, quien también confirmó el dictado de la conciliación obligatoria e indicó que hay otros 12 jardines y un número mayor de escuelas que están en las mismas condiciones que el 407.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico