Condenado por homicida, ahora detenido por robo

Una familia de Próspero Palazzo sufrió un robo importante cuando el 6 de enero se ausentó de su casa. Un rastro dactilar permitió identificar al ladrón, domiciliado en el mismo barrio, y la Brigada de Investigaciones recuperó los elementos mal habidos. El sospechoso, Roberto "Jopo" Agüero, ya cumplió una condena por un homicidio y otras causas.

De acuerdo a los datos que obtuvo este diario, el ilícito se registró durante la madrugada del miércoles 6 de enero en un domicilio dela calle Lade, donde no estaban los dueños en ese momento. Estos regresaron ese mismo día a las 6 y se encontraron con un desorden generalizado en el interior, donde faltaban casi todos los electrodomésticos.

Según las pruebas que recogió la policía, los delincuentes saltaron la reja de unos dos metros de altura para ingresar al patio de la casa y forzar una ventana para ganar el interior. Los sujetos se alzaron con un televisor LED de 47 pulgadas, dos notebook y una billetera con dinero y tarjetas de crédito, precisaron las fuentes oficiales.

El minucioso trabajo de la Policía Científica permitió levantar huellas en la ventana y a través del sistema AFIS de identificación de personas con antecedentes, se logró dar con un sospechoso. Se trata de un hombre identificado como Roberto "Jopo" Agüero, quien reside en la casa de un amigo que lo hospeda en la misma calle Lade, pero al 1.700.

La vigilancia del personal de la Brigada, a cargo del comisario Julián Vilches, permitió establecer dónde estaba viviendo el sospechoso que posee prohibición de acercamiento a la vivienda familiar por ejercer violencia contra sus propios hermanos.

Durante el allanamiento efectuado el viernes último con autorización del juez penal Miguel Ángel Caviglia, los efectivos recuperaron todos los elementos denunciados como robados, inclusive las tarjetas de crédito. De esa forma, Agüero fue notificado de que se le iniciará una causa por el delito de robo.

Hay que recordar que "Jopo" Agüero cumplió una condena por el asesinato de José Calderón, ocurrido en la madrugada del 21 de julio de 2006 en Próspero Palazzo. Un tribunal lo condenó a dos años de prisión por el delito de homicidio preterintencional, calificación que modificó el Superior Tribunal de Justicia y le unificó la pena con otra condena por robo.

En total le aplicaron 3 años y medio, aunque le convirtieron en libertad condicional la excarcelación que venía gozando y así le dieron por cumplida la pena en agosto de 2010.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico