Condenaron a 15 años al comisario Tillería y a 12 al oficial Chemín

Tal como adelantó El Patagónico, se dio a conocer ayer la sentencia del juicio que se realizó contra 14 policías de Comodoro Rivadavia que fueron procesados por la desaparición forzada de Iván Torres, ocurrida entre el 2 y 3 de octubre de 2003. El tribunal, por unanimidad, condenó al comisario Fabián Tillería a 15 años y al oficial Marcelo Chemín a 12, ambos como partícipes necesarios del delito mencionado. Además, los inhabilitó de manera perpetua a ejercer función pública y tareas de seguridad privada. Los otros 12 policías que fueron procesados terminaron absueltos.

La parte resolutiva de la sentencia se leyó ayer en la sala de audiencias del Tribunal Oral Federal (TOF), la cual se colmó de asistentes. El fallo completo, con sus fundamentos, ya es público y cuenta con 127 páginas. A él, los jueces que integraron el tribunal que presidió Enrique Jorge Guanziroli y completaron Pedro José de Diego y Nora Cabrera de Monella, llegaron por unanimidad.
Antes de dar lectura a la resolución por la desaparición de Iván Eladio Torres, el presidente del tribunal informó que "se detectaron ciertas irregularidades, por lo que el fiscal general solicitó la extracción de testimonios para investigar y además este tribunal solicitó otras investigaciones para esclarecer algunas situaciones sobre la conducta de algunas personas que intervinieron en esta investigación".
Luego pidió a los procesados Juan Sandro Montecino, José Luis Bahamonde, Santiago Antonio Rodríguez, Héctor Enrique Cocha, Roberto Damián Soto y Rosana Elisabet Soler que se pusieran de pie y les informó que se hizo lugar al desistimiento de acusación de la Fiscalía, resultado todos ellos absueltos de culpa y cargo.
A continuación, el juez hizo poner de pie a los procesados Mario Alberto Gómez, Hernán Eliseo Leiva, Pablo Miguel Ruiz, Nicolás Alfredo Fajardo, Sergio Omar Thiers y Sebastián Florentino Sifuentes, a quienes les hizo saber que resultaron absueltos de culpa y cargo por el beneficio de la duda.
A todo esto, el tribunal rechazó la inconstitucionalidad del artículo 142 ter. del Código Penal, lo cual fuera solicitado por los defensores durante el debate. El mencionado artículo reprime la desaparición forzada de persona y tiene pena de hasta 25 años de prisión.
Por último, el juez le informó al oficial Marcelo Miguel Alberto Chemín y al comisario Fabián Alcides Tillería, en ese orden, que fueron condenados a la pena de 12 y 15 años, respectivamente, de prisión de cumplimiento efectivo e inhabilitación absoluta perpetua para ejercer la función pública y tareas de seguridad privada, accesorias legales y costas, por ser considerados partícipes necesarios en la desaparición forzada de Iván Torres.
Los condenados, hasta tanto la sentencia adquiera firmeza, no podrán salir de la provincia sin autorización y tendrán que presentarse todos los meses ante el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia.

EL JUICIO
Hay que recordar que debate por la desaparición de Torres –ocurrida entre el 2 y el 3 de octubre de 2003—se inició el 30 de noviembre del año pasado y que desde entonces fue incorporándose prueba testimonial y documental, etapa por la cual pasaron cerca de 80 testigos.
El 4 de mayo alegó el Ministerio Público Fiscal y en ese marco el fiscal Teodoro Nürnberg acusó a los policías Tillería, Gómez, Leiva, Ruiz, Chemín, Fajardo, Thiers y Sifuentes como coautores del delito de desaparición forzada de persona, en los términos del artículo “142 ter.”, el cual fuera tipificado e incorporado al Código Penal argentino tras la condena que recibiera nuestro país por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en relación al caso Torres. El delito mencionado tiene una pena mínima de 10 años y una máxima de 25.
El acusador público le solicitó al tribunal que le imponga a Tillería la pena de 17 años de prisión, inhabilitación absoluta y perpetua para el ejercicio de cualquier función pública y para tareas de seguridad privada, accesorias legales y costas.
En el caso de los acusados Gómez, Leiva y Ruiz, el fiscal solicitó una pena de 15 años de prisión de efectivo cumplimiento, inhabilitación absoluta y perpetua para el ejercicio de cualquier función pública y para tareas de seguridad privada, accesorias legales y costas.
En tanto, para Chemín, Fajardo, Thiers y Sifuentes pidió una pena de 12 años de prisión, inhabilitación absoluta y perpetua para el ejercicio de cualquier función pública y para tareas de seguridad privada, accesorias legales y costas.
En tanto, el fiscal federal además instó la absolución de Montecino, Bahamonde, Rodríguez, Cocha, Soto y Soler, por considerar que no existían elementos de prueba suficientes para acusarlos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico