Condenaron a Joaquín Suárez a 14 años de prisión por el crimen de su primo

Por unanimidad el tribunal compuesto por los jueces Alejandro Soñis, Miguel Caviglia y presidido por Gladys Olavarría resolvió condenar a Joaquín Suárez a la pena de 14 años de prisión luego de haber sido declarado "penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego" en perjuicio de su primo Matías Suárez.

Los jueces tuvieron en cuenta al momento de analizar el monto de la pena a aplicar las circunstancias atenuantes y agravantes del caso. Mencionando como agravantes "la calidad del motivo que lo llevó a delinquir y la nimiedad del conflicto"; y como atenuantes la falta de antecedentes penales de Joaquín Suárez y su confesión del hecho.

Los jueces hicieron un reconto de lo sucedido en la audiencia de imposición de pena, celebrada el pasado jueves, donde la fiscal Camila Banfi solicitó la pena de 13 años de prisión para Joaquín Suárez teniendo en cuenta como agravante la conducta precedente del imputado, las amenazas previas que iba a ultimar a su primo. Asimismo la fiscal solicitó que no se tenga como una circunstancia atenuante el arrepentimiento y la confesión de autoría de Joaquín Suárez, ello fue para mejorar su situación procesal, sostuvo.

Por su parte, el querellante Sergio Romero, requirió la pena de 18 años de prisión haciendo referencia a la peligrosidad que ha demostrado el imputado y su conducta posterior de fuga y constantes amenazas a la familia de la víctima. Puede seguir amenazando a pesar de estar privado de su libertad, advirtió.

En tanto que la defensa representada por Mauro Fonteñez y Patricio Ferrazano, solicitó se le aplique el mínimo establecido para el delito, es decir 10 años y 8 meses de prisión. Haciendo hincapié en la falta de educación de su pupilo y en su carencia de antecedentes penales. Por último hizo referencia a un conflicto previo entre ambas familias y al incendio de su casa.

Para concluir la fiscal solicitó el mantenimiento de la prisión preventiva que viene cumpliendo Suárez por el término de seis meses o bien hasta que la sentencia quede firme, al igual que la querella. A lo cual la defensa no planteó objeción.

El tribunal sostuvo que si bien la pena estimada para el delito por el cual Joaquín Suárez tiene un mínimo de 10 años y 8 meses de prisión y un máximo de 33 años, de acuerdo al sistema acusatorio que nos rige su decisión debe oscilar entre lo pedido por las partes, es decir entre 10 años y 8 meses (requerido por la defensa) y 18 años de prisión que solicitara la querella. Considerando como circunstancia agravantes la calidad y el motivo que lo llevaron a delinquir, era su primo; como también la nimiedad del conflicto en el cual la solución no era quitarle la vida a la víctima. Asimismo consideraron como agravante la magnitud del daño ocasionado ya que la víctima era padre de familia, sostén económico, con dos hijos menores.

Los jueces consideraron como atenuante la falta de antecedentes penales y, por mayoría la confesión del imputado que se hizo cargo de todo lo que se le imputa. Referido al voto disidente en éste último punto, de la confesión, la jueza Olavarría lo descartó como circunstancia atenuante ya que a su criterio dicha confesión no fue sincera.

Por todo ello los jueces integrantes del tribunal de juicio resolvieron condenar a Joaquín Suárez a la pena de 14 años de prisión al haber sido declarado "penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego" de su primo Matías Suárez, hecho acontecido el pasado 3 de agosto de 2016.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico