Conexiones de gas precarias y estructuras a punto de desmoronarse

Tres casas de la calle Bahía del barrio Laprida se encuentran en una delicada situación, dado que las conexiones de gas están a la vista, conectados de manera precaria y los inmuebles tienen peligro de derrumbe.

Vecinos de la calle Bahía del barrio Laprida se comunicaron con El Patagónico para alertar la delicada situación en la que se encuentran no solo las fachadas de sus hogares, sino que también las conexiones de gas, electricidad y agua que están en la zona de derrumbe de los hogares.

Según detalló una de las vecinas de calle Bahía al 461 "nos urge solucionen los inconvenientes, estamos sin agua desde la catástrofe con conexiones precarias de gas y electricidad por favor alguien que se acerque a ver nadie vino a realizar ningún tipo de trabajo".

La vecina amplió además que "están las conexiones de gas al aire, las cloacas destruidas, cada vecino hizo su propia conexión y entrada de las casas como pudo, llamamos a la cooperativa y nos dicen que ya se tomó el reclamo pero nadie viene".

La preocupación de los vecinos se centra en el peligro de derrumbe de los frentes de las casas sobre las precarias conexiones. Finalmente la habitante de uno de los barrios más afectados por el temporal pidió "todos los de esa calle nos vimos afectados, ahora no nos llega el agua porque las cañerías estas rotas, el tema es que nadie viene no nos dan respuestas".

ASÍ SE ENCONTRABA LA CALLE ANTES DEL TEMPORAL

Embed


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico