Confirman condenas contra los policías que torturaron a Maximiliano Almonacid

Los jueces Alejandro Defranco, Nelly García y Carina Estefanía rechazaron las impugnaciones presentadas por las defensas de los policías Aníbal Muñoz, Carlos Treuquil y Carlos Pato.

Los jueces Alejandro Defranco, Nelly García y Carina Estefanía rechazaron las impugnaciones presentadas por las defensas de los policías Aníbal Muñoz, Carlos Treuquil y Carlos Pato, condenados en mayo último por torturar a quien era menor de edad cuando fue detenido en enero de 2012. Muñoz deberá purgar 12 años de cárcel.
Un nuevo revés judicial sufrieron así los tres integrantes de la Policía del Chubut que este año fueron juzgados por segunda vez por el conmocionante caso. Maximiliano Almonacid fue violado con una tonfa y torturado. Ocurrió en una celda de la Seccional Segunda de Trelew cuando era menor de edad.
Durante la sentencia dictada el 3 de mayo por los magistrados Marcelo Nieto Di Biasse, Fabio Monti y Laura Servent, los tres policías fueron condenados y otros dos uniformados imputados -Héctor Ortiz y Sergio Castillo- quedaron absueltos.
Aníbal Muñoz fue condenado por los delitos de torturas en concurso real con vejaciones, y recibió 12 años de prisión más la inhabilitación absoluta y perpetua para desempeñarse como policía. En cambio, Carlos Treuquil fue condenado a 3 años de prisión efectiva más inhabilitación por el doble del tiempo para ejercer como policía, por el delito de vejaciones.
Y Carlos Pato recibió una pena en suspenso de un año y seis meses de prisión con inhabilitación por el doble de tiempo de condena. También le impusieron prohibición de acercamiento a la víctima y concurrencia al patronato del detenido en la provincia de Tierra del Fuego, donde reside.
La determinación de la Cámara Penal que confirma la sentencia se dio luego de una audiencia de impugnación donde actuaron la fiscal general María Tolomei y el abogado querellante Germán Kexel. El penalista Lisandro Benítez defendió a Pato, y Carlos Del Mármol representó a Muñoz y Treuquil, quienes intentaron la anulación de lo sentenciado.
Hay que recordar que la víctima fue demorada por la policía durante la madrugada del 18 de enero de 2012. Según la policía el entonces adolescente agredió a su novia en la vía pública. En el interior de la Seccional Segunda el chico fue sometido a todo tipo de torturas y hasta le introdujeron una tonfa -bastón policial- en el ano.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico