Confirmaron la condena a Cristian Rúa

Por unanimidad la Cámara Penal confirmó el fallo condenatorio de primera instancia para Cristian Rúa a ocho años y seis meses de prisión al encontrarlo penalmente responsable del homicidio de Mauro Villagra.

La Cámara en lo Penal estuvo integrada por Daniel Pintos, Martín Montenovo y Guillermo Müller, jueces penales de Cámara; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Héctor Iturrioz; la querella estuvo representada por Daniel López; en tanto que la defensa de Rúa fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular del mismo.

El tribunal de Cámara resolvió por unanimidad "no hacer lugar a la impugnación deducida por la defensa" en contra de la sentencia condenatoria a 8 años y medio de prisión para Cristian Rúa. Confirmando en todos sus términos la sentencia del tribunal de primera instancia.

Cabe recordar que en la audiencia de impugnación efectuada la semana pasada el defensor planteó que se nulifique la sentencia condenatoria y se reenvíe para realizar un nuevo juicio, también que se modifique la calificación legal a homicidio cometido en legítima defensa y finalmente que se disminuya la pena al mínimo establecido para el delito de homicidio; mientras que el fiscal solicitó se rechace la impugnación de la defensa y se confirme la sentencia condenatoria al igual que la parte querellante.

HOMICIDIO

El homicidio se produjo a la 1 de la mañana del miércoles 13 de mayo del año pasado, cuando Mauro Villagra y dos amigos se acercaron "al Sector 5 del barrio 30 de Octubre para comprar cerveza". Allí fueron interceptados por cinco personas entre las que se encontraba Cristian Rúa y se produjo un enfrentamiento mediante golpes de puño, hasta que en un momento Rúa extrajo un arma blanca y arrojó puntazos contra Villagra, produciéndole cuatro heridas. Una de ellas lesionó el corazón y otras dos fueron en la espalda.

Tras producir el daño, Rúa se fue hasta el palier de un edificio, mientras que la víctima debió ser trasladada al Hospital Regional, donde falleció como consecuencia de las heridas recibidas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico