Confirmaron las condenas para los policías que golpearon a "Titi" García antes de morir

La Cámara Penal de Comodoro Rivadavia confirmó la sentencia condenatoria contra los policías que golpearon a Héctor "Titi" García durante el breve tiempo que lo tuvieron detenido, en agosto de 2012. El hombre estaba enfermo y producto de los golpes se descompensó y falleció al día siguiente en el Hospital Regional. En segunda instancia, los jueces revocaron la parte de la sentencia que los obligaba a capacitarse en Derechos Humanos y trabajos no remunerados para entidades de bien público.

En el marco de la impugnación de sentencia que presentaron los defensores del comisario Pablo Sebastián Naya y los policías, Carlos Germán Pisco y Mauro Alexis Paredes, el tribunal de la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia –integrado por Daniel Pintos, Guillermo Müller y Martín Montenovo—resolvió hace lugar parcial a la impugnación de la defensa.
En tal sentido y respecto al comisario Naya, la calificación jurídica fue modificada y se le quitó el concurso real con privación ilegítima de la libertad, por lo que se mantuvo en su contra el delito de lesiones leves agravadas por su carácter de funcionario policial. La pena, en tanto, se ubicó en los 2 años y 6 meses de cumplimiento condicional, además de las costas del proceso.
Asimismo, se declaró que la inhabilitación especial de Naya tendrá el alcance de inhibirlo de realizar tareas operativas de custodia de detenidos y participación en procedimientos policiales, no así en cuanto a las tareas netamente administrativas que son propias de la institución.
A todo esto, los jueces de segunda instancia revocaron un punto destacado que había tenido la sentencia de la juez Daniela Alejandra Arcuri, quien en el marco de las reglas de conductas que propone el artículo 27 bis del Código Penal, les impuso capacitarse en Derechos Humanos y realizar trabajos no remunerados para entidades de bien público.
Hay que tener presente que en esta causa Pisco estuvo asesorado por la defensora pública Viviana Barillari; Paredes por Orlando Oviedo y Naya por Francisco Romero.
Se debe recordar también que el Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal general Marcelo Crettón, quien llamativamente pidió la absolución del ex comisario de la Seccional Quinta, aunque los familiares de la víctima tuvieron la oportunidad de presentarse como querellantes, a través de la representación del abogado penalista, Guillermo Iglesias, quien sí requirió la condena de Naya e inclusive pidió que fuera exonerado de la fuerza.
La juez de primera instancia finalmente condenó a los tres policías: a Naya por lesiones leves agravadas por abuso funcional, por ser integrante de la fuerza policial, en concurso real con privación abusiva de la libertad, en calidad de autor.
En tanto, Pisco y Paredes fueron condenados por los delitos de lesiones leves agravadas por haber sido cometidas por un integrante de la fuerza policial, en concurso ideal con severidades y vejaciones, en calidad de coautores para ambos.

EL HECHO
Se debe tener presente que el hecho ocurrió el 21 de agosto de 2012, siendo aproximadamente las 11:45, cuando personal policial de la Seccional Quinta, entre los que se encontraba el comisario Naya, concurrió a las inmediaciones de calles Hugo García y Rementería, en razón de una denuncia.
Según señaló la Fiscalía en su relato sobre el hecho, "en el lugar Naya golpeó a una jauría de perros entre los que se encontraba la mascota de la víctima. En tales circunstancias, Héctor 'Titi' García salió de su vivienda y se dirigió hacia el lugar para recriminarle la acción. De inmediato el comisario arrojó al suelo a la víctima, la redujo e inmovilizó y la agredió físicamente con puntapiés y golpes de puño, haciendo caso omiso al requerimiento de un grupo de vecinos del lugar que le imploraban que cesara en su conducta en razón del estado de salud de García".
La víctima fue subida a un móvil policial y trasladada hasta la dependencia y una vez en el interior de la Seccional Quinta, quedó en uno de los pasillos de la planta baja al cuidado de funcionarios policiales, entre los que se encontraban el cabo Pisco y el agente Paredes. En tales circunstancias, Paredes golpeó con sus puños a "Titi" García en la zona abdominal. Después llegó Pisco y le asestó un golpe de puño a la víctima, haciéndola caer al piso, para luego golpearla con puntapiés a la altura de la zona intercostal izquierda.
García estuvo detenido desde las 12:20 del 21 de agosto de 2012 a disposición de la Oficina Judicial y a las 16 se ordenó su libertad, pero a raíz de las lesiones internas que recibió, al día siguiente falleció en el Hospital Regional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico