Confirmaron un caso de zika en Neuquén

José Luis Canovas visitó la isla de San Andrés en Colombia en diciembre y relató que allí había un brote de zika. "Por más repelente que usabas, los mosquitos te devoraban igual", dijo. Fue atendido cuando llegó a Neuquén y se recupera favorablemente.

Un neuquino se fue de vacaciones hace un mes a Colombia y fue picado por un mosquito infectado, por lo que contrajo el virus de zika.

José Luis Canovas se percató de la situación cuando llegó a Neuquén y fue atendido de inmediato por lo médicos del Castro Rendón y ya se recupera favorablemente.

Canovas visitó la isla de San Andrés en diciembre pasado y que en el lugar había un brote importante de zika. "Por más repelente que usabas, los mosquitos te devoraban igual. Cuando llegué a Neuquén me broté, es un brote superficial, muy chiquito como un sarpullido en los brazos y me dolía mucho la cabeza y los ojos. Fui al hospital, expliqué todo y la doctora se puso a averiguar", relató a LU5.

El hombre fue atendido y su recuperación avanzó gracias al reposo y un analgésico para los dolores, por lo que tras ocho días, se recuperó. "Lo único que podes tomar es paracetamol y esperar y se va solo", dijo.


¿QUÉ ES EL ZIKA Y CÓMO SE CONTAGIA?

5. ZIKA.jpg


El zika es similar se transmite tras la picadura de un mosquito del género aedes, como el Aedes Aegypti, que causa el dengue.

Los síntomas que revelan la enfermedad son fiebre de menos de 39°C, dolor de cabeza, debilidad, dolor muscular y en las articulaciones, inflamación que suele concentrarse en manos y pies, conjuntivitis no purulenta, edema en los miembros inferiores y erupción en la piel, que tiende a comenzar en el rostro y luego se extiende por todo el cuerpo.

Con menos frecuencia se presentan vómitos, diarrea, dolor abdominal y falta de apetito. No hay una vacuna ni un tratamiento específico , sólo un manejo sintomático que consiste en descansar y en tomar acetaminofén o paracetamol para el control de la fiebre.

También se aconseja ingerir líquido en abundancia para paliar el que se pierde por diferentes razones y es necesario mantenerse alejado del paciente al menos durante la primera semana de la enfermedad para evitar el contagio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico