Consejos para combatir las piernas cansadas

Las causas más frecuentes que suelen provocar el problema de las piernas cansadas son básicamente por unos malos o insuficientes hábitos en nuestro estilo de vida. El poco ejercicio, el sedentarismo, la alimentación, la obesidad, y los períodos de cambios hormonales propios en las mujeres.

Para combatir las molestias en las piernas es importante tener en cuenta una dieta rica en fibra, ya que los problemas intestinales como la irregularidad u otros, influyen directamente sobre la circulación sanguínea causante, en gran parte, del problema de las piernas cansadas.
Por esta razón se recomienda el consumo de frutas, verduras, frutos secos, legumbres y muchos cereales, etc.
Tomar abundante agua también ayudará a reducir notablemente los síntomas de hinchazón y agostamiento en las extremidades de nuestro cuerpo. Los líquidos que ingiere el cuerpo son los encargados de eliminar toxinas y depurar todo el organismo en general.
Dormir con las piernas ligeramente levantadas es otra manera de facilitar la circulación sanguínea durante el sueño es acostándose sobre el lado izquierdo del cuerpo.
Es aconsejable llevar prendas de ropa que no opriman o que sean demasiado ajustadas para que la circulación no se vea afectada. Por otro lado el uso de tacos excesivamente altos o suelas completamente planas también pueden influir en ello.
Realizar toda clase de ejercicio contribuye a mejorar todo su funcionamiento. Los ejercicios más aconsejables para luchar contra las piernas cansadas son la natación, el ciclismo, correr o andar.
Los masajes con aceites, geles, cremas, los baños de inmersión son cosas que también alivian las molestias de unas piernas cansadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico