Consejos para los que recién ingresan en el mundo de Pokémon Go

Claves para tener en cuenta para aquellos que recién comenzaron a jugar a Pokémon Go y otros que están esperando hacerlo.

CAMINAR, CAMINAR Y CAMINAR

Lo dicen y repiten todos y es cierto. Para poder conseguir diferentes objetos hay que dirigirse a las distintas poképaradas y para eso, lo mejor es caminar.

Para incubar un huevo, por ejemplo, es necesario desplazarse una determinada distancia. En promedio, esto puede llevar una hora. Y en el caso de que sean criaturas más poderosas, es posible que haya que pensar en invertir dos horas o más.

RAPIDEZ

Para poder atrapar un pokémon hay que acercarse y actuar rápidamente. Es que se escapan con facilidad y no hay tiempo que perder. Es más fácil cuando el círculo que tienen alrededor está en verde.

¿QUE HACER CON LOS POKEMON REPETIDOS

Para conseguir variedad hay que caer en la repetición. Sí, aunque suene contradictorio. Muchos dicen que la mejor manera de conseguir todo los pokémons, hay que atrapar el mismo tipo varias veces. De este modo, el usuario suma puntos de experiencia como entrenador. Además, al tener varias criaturas iguales se las puede hacer compartir sus dulces para que evolucionen.

ATAQUES

En combate se pueden realizar tres tipos de movimiento: esquivar, para lo cual hay que arrastrar el dedo; hacer un ataque rápido, que es con un click o bien el especial, que requiere un click más prolongado.

ATRACCION FATAL

Una de las formas más efectivas de atraer pokémons es utilizando incienso. Se acercarán indefectiblemente.

ENTRENAMIENTO RIGUROSO

Existen gimnasios donde los usuarios se pueden reunir con otros para aprender y mejorar técnicas de combate. Esto también sirve para ganar puntos de prestigio.

¿DONDE ESTA PIKACHU?

Ni bien se inicia el juego, hay que alejarse lo más posible y, si se tiene paciencia, aparecerá Pikachu, que es uno de los más poderosos. Y entonces, sí, no hay tiempo que perder: habrá que arrojar la pokébola.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico