Constructores abandonarían una obra en Las Flores por falta de pago

Se trata del muro de contención que se estaba edificando en el pasaje Intermedio, entre Huergo y Los Pinos, a metros del pasaje Santa María. La obra fue paralizada hace varios meses, confirmó el constructor a cargo. Sin embargo, ahora retirarían todos los caballetes y abandonarían en forma definitiva el trabajo ante las nulas respuestas de la Municipalidad y Provincia, señaló.

Hace unos meses cayó una perra preñada desde la calle de arriba y quedó gravemente herida por los cortes que le produjeron lo hierros, los mismos que hoy son mudo testigo de una obra que en algún momento se inició pero nunca se terminó.
Esta situación quizás es el fiel reflejo de lo que representa el barranco del pasaje Intermedio, entre Huergo y Los Pinos, a metros del pasaje Santa María, en el barrio Las Flores.
En 2013 ese precipicio fue escenario de un accidente que culminó con una Toyota Hilux pendiendo del borde y ahora la estrecha calle impide hasta el paso de una camilla en la medida que se fue desmoronando la superficie.
A menos de un mes para que cumplan tres años de ese incidente que puso en evidencia el problema en ese sector, el barranco volvió a ser noticia. Es que el jueves se presentó el constructor del muro de contención y amenazó con llevarse todos sus caballetes y materiales, y abandonar definitivamente la obra ante la falta de pago.
Así lo confirmó Susana Giménez, habitante del sector, quien hizo público el reclamo, y lo ratificó el constructor quien prefirió no dar su nombre por temor a represarías.

UN CONVENIO
INCUMPLIDO
El problema de esta obra se reavivó en febrero, luego de que los obreros comenzaran a trabajar en enero, y que la Municipalidad y Provincia firmaran un convenio para su ejecución.
En el mismo la Municipalidad se comprometió a aportar el material y Provincia a financiar la mano de obra. Esto ahora sería determinante, ya que incluso en su momento, el subsecretario municipal de Obras Públicas, Marcelo Solohaga, había asegurado que no habían recibido respuestas para pagar los certificados de obra a la empresa LLS que ejecutaba los trabajos. De esa forma, la obra quedó parada, mientras se buscaban respuestas que hasta ahora no llegan.
Para Susana la situación es preocupante, porque la erosión es cada vez es mayor, y se hace más difícil salir de sus casas. "Es una vergüenza esto, mire si se llega a caer un chico. ¿Cómo va a quedar esto ahora que el señor se está llevando todo? Va a quedar peor", lamentó la mujer, quien para salir de su casa debe hacerlo por el patio del vecino.
"El ahora va a retirar todo porque a él no le interesa nada porque no le están pagando. ¿Qué les cuesta al municipio y Provincia terminar la obra? ¿Para qué empezaron a hacerla si Provincia no tenía plata? Total acá todo sigue igual y es un peligro, estamos completamente abandonados", denunció Susana, quien reclama por tercera vez en dos años por un problema que representa un peligro para quienes habitan el sector.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico