Construyeron más de 100 casas bioclimáticas en Chubut

Debido a la ceniza y la sequia que afectó a gran parte del noroeste del Chubut, alrededor de 110 casas bioclimáticas fueron realizadas hasta la actualidad en distintas zonas de la provincia, como Cushamen, Tecka, Pocitos de Quichaura, Sierras de Tecka, Corcovado, El Maitén ,Epuyén, Telsen y Las Plumas.

En el marco del Programa Provincial Hábitat Rural, dependiente del Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano (IPV y DU), el Gobierno del Chubut ha brindado soluciones habitacionales a más de 100 familias con prototipos de viviendas bioclimáticas  en toda la provincia.
 
 Actualmente, el organismo cuenta con financiamiento de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, para abordar todo el costo de las viviendas y el equipamiento para utilizar energías renovables. Es un financiamiento de vivienda dispersa que se ejecutará con la administración de los municipios de El Hoyo, Corcovado, 28 de Julio, y en Río Mayo, con la comunidad  aborigen de El Chalía.
 
Asimismo se encuentran en ejecución algunas viviendas en El Maitén y Gobernador Costa, y un grupo de 30 viviendas distribuidas en las comunidades de Cushamen, Gastre, Gualjaina, entre otras, para las cuales se están elaborando los pliegos licitatorios.
 
El director de Diseño y Proyectos de la Dirección de Proyectos Especiales, del IPV, Edgardo Mele, explicó que el programa apunta a “poder llevar adelante viviendas rurales que tengan características propias para ese sector de la población”.
 

El programa avanza sobre zonas bioambientales, por eso las viviendas son diseñadas en función en la zona bioclimática, con prototipos específicos para cada zona bioambiental. Esto implica además, trabajar sobre cuál es el  mantenimiento para cada vivienda.
 
Con ese criterio, se trabaja  sobre tres ejes fundamentales: la autoconstrucción como sistema y metodología de trabajo, “para poder acompañar no solo en capacitación sino dejar formación profesional instalada en el lugar que permita a futuro generar nuevas posibilidades de desarrollo económico a nivel local”, agregó Mele; la materialidad, que apunta a reemplazar productos tradicionales que tienen excesivo consumo energético, en flete y en fabricación en destinos muy distantes del lugar donde se lo usa.

“Reemplazar productos como ladrillos cerámicos, ladrillos comunes, chapa de los techos, puertas industrializadas, carpinterías, porque la idea es que el dinero quede en la zona, no solo como  beneficio para el propio poblador sino generar economía local en cuanto al desarrollo tecnológico”, explicó Mele. Un ejemplo de este tercer eje es la producción de suelo cemento, junto con la población involucrada en el proyecto.
 
Estas políticas de trabajo generaron la posibilidad de volcar un excelente recurso económico hacia las energía renovables, “lo que ahorramos en la construcción producto de la fabricación de los ladrillos en forma artesanal  no solo responde a un concepto de sustentabilidad mas grande, sino que además involucra un ahorro económico cierto en la construcción que  nos permite destinarlo, por ejemplo a la compra de un colector solar para darle agua caliente y que el poblador viva en condiciones más dignas”, señaló Mele.
 
CARACTERISTICAS 
 
En las viviendas bioclimáticas  se trabaja con energías renovables y acondicionando la orientación y las aislaciones de la vivienda para protegerías lo mejor posible de las inclemencias del tiempo.
Todas están orientadas al norte para captar radiación para calentar agua,  que las paredes puedan llevan calor adentro de la vivienda, o para poner cocinas solares para cocción de alimentos.
 

Además, por sus características arquitectónicas, los prototipos fueron elogiados en la muestra Tecnópolis en julio del 2012. 

Para comenzar el emprendimiento,  se trabaja con el Instituto Autárquico de Colonización y Fomento Rural (IAC y FR), ya que, según explica la coordinadora General de Proyectos Especiales del IPV, Liliana de Benito, “nosotros trabajamos para gente con nombre y apellido, se le hace la mejora, y para poder licitar tenemos que tener la titularidad de la tierra a nombre del beneficiario”.
 
ECO ALDEAS

 Las Eco Aldeas es un proyecto que surge cuando se agrupan las viviendas bioclimáticas de productores que tienen una propuesta común de comercialización, producción característica o porque su cultura así lo determina.
 
Un ejemplo de esto es Sarmiento, donde  se proyectan 6 viviendas, en una comunidad mapuche. “Ellos son descendientes de pueblos originarios y les han adjudicado una tierra para ellos, y quieren volver a tener su vida en común, con su tierra, con producción agropecuaria común, con esas características se da este tipo de proyectos”, aclara De Benito
 
En la comuna Las Plumas, Petrominera comenzará a extraer y explotar comercialmente la piedra toba, con la que  los trabajadores van a elaborar los mampuestos para sus viviendas.
 
Al respecto, Liliana De Benito indicó que “El grupo de 6 familias que va a hacer la Eco Aldea, tiene un acompañamiento desde hace varios meses de CORFO para la producción de alcaparras, es algo novedoso”.
 
La idea de “agruparse”, responde además a la utilización del núcleo energético. Se coloca un generador para todas las viviendas, que está acompañado del banco de baterías, una perforación y casi todas puedan tener un biodigestor para que produzcan su propio gas para que alimente sus cocinas y algo de calefacción.
 
“Eso tiene una operación y mantenimiento comunitario, hay que estar con un grupo que asociativamente este conformado, desde lo cultural, lo productivo, por eso este programa tiene un contenido social muy importante porque antes de definir cuál va a ser el tipo de respuesta que se le va a dar a la gente, se trabaja mucho a nivel social”, explicó Liliana De Benito.
 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Dejá tu comentario

Banner Radio Del Mar Omar