Continúa en terapia intensiva el nene herido al desbarrancarse una camioneta

Sala continuará alojada en la Comisaría de la Mujer, donde hay un operativo de 100 policías y un cerrojo de cinco cuadras a la redonda, y mantendrá la huelga de hambre iniciada el sábado.

El juez Gastón Mercau desestimó el pedido de excarcelación presentado por la defensa de la dirigente social y ratificó la detención por "instigación al delito y tumulto en concurso real", solicitada por el gobernador Gerardo Morales, debido al acampe que un grupo de organizaciones sociales mantienen frente a la gobernación hace más de un mes en reclamo de diálogo. Sala continuará alojada en la Comisaría de la Mujer, donde hay un operativo de 100 policías y un cerrojo de cinco cuadras a la redonda, y mantendrá la huelga de hambre iniciada el sábado.
Antes de la audiencia judicial, en la que se esperaba la orden de liberación de Sala, el abogado defensor de la líder de la Tupac Amaru, Luis Paz, resaltó que existe "un sometimiento del Poder Ejecutivo sobre los jueces". Ayer, el abogado de Estado provincial, Mariano Miranda, adelantándose a la decisión del poder judicial, advirtió: "Mientras se mantenga la comisión del delito, es decir el acampe, se mantendrá la detención". "Básicamente hubo una detención arbitraria de la legisladora y solicitamos que se habiliten los medios para disponer de su inmediata libertad", dijo hoy a Télam Luis Paz, abogado de Milagro Sala, en relación al escrito.
La referente jujeña y diputada del Parlasur quedó detenida el sábado en horas del mediodía acusada de "instigación a cometer delitos y tumultos" de acuerdo con una denuncia penal del Ejecutivo provincial, por el acampe de protesta que lleva adelante la Red de Organizaciones Sociales desde hace 34 días frente a la gobernación.
"El expediente no tiene la magnitud probatoria para tomar esa medida", denunció Paz, en diálogo con Rock & Pop, sobre la orden de allanamiento y detención contra la dirigente social y parlamentaria del Mercosur.
La denuncia hecha por el gobernador Morales, y defendida por el abogado de Estado Mariano Mirada, agrega el cargo de "alzamiento en contra de leyes gubernamentales". "Mientras se mantenga la comisión del delito, es decir el acampe, se mantendrá la detención", amenazó ayer Miranda.
El gobernador jujeño, además, adelantó que hoy presentará una nueva denuncia contra la líder de la Tupac Amaru "por el destino de 29 millones de pesos que se llevaron organizaciones sociales", sin más detalles. Además, el mandatario radical aseguró que "hay 19 expedientes más por los cuales no pueden rendir cuentas y, por lo tanto, ameritarán otras 19 demandas penales".
El sábado, el abogado de la líder de la Tupac Amaru, Luis Paz, denunció que la persecución contra la dirigente inició días atrás, cuando el Gobierno jujeño sacó "una solicitada invitando a los comerciantes de alrededor de la Plaza Belgrano a que nos demanden judicialmente y prometiéndoles subsidios a quienes lo hagan".
Las fuentes judiciales comunicaron que el juez Raúl Gutiérrez, quien seguía la causa, solicitó separarse de la misma por razones de salud, y a partir de hoy el letrado, Gastón Mercau, será quien lo reemplace para dar continuidad al proceso judicial.
En tanto, las organizaciones sociales manifestantes que acampan, hace 34 días frente la gobernación, y ante un fuerte operativo policía reclaman de manera pacífica la liberación de su máxima dirigente.
Desde la organización barrial Tupac Amaru, informaron que dirigentes nacionales llegarán a la provincia para exigir la inmediata libertad de Sala, misma postura que mantienen agrupaciones políticas, sindicales y de derechos humanos de Jujuy.

GRAVISIMO PRECEDENTE
El reconocido y prestigioso Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), presidido por Horacio Verbitsky, emitió un comunicado en el cual calificó como "gravísimo" la detención en Jujuy de la dirigente de la Tupac Amaru, Milagro Sala.
"Se agrega el delito de sedición con una imputación peligrosa, vaga y arbitraria"; detallan desde el CELS.
"La dirigente del movimiento Tupac Amaru Milagro Sala fue detenida en una causa en la que se la acusa de instigar a cometer delitos y de sedición. Estos hechos se le imputan porque, según el acta del Poder Judicial de la provincia de Jujuy, Sala dio indicaciones a otras personas para que ocuparan una plaza y otros lugares públicos", indican desde el CELS en el inicio del comunicado.
"Por lo que se conoce hasta el momento y surge del acta, la detención es producto de una causa penal que está armada de un modo similar a muchas que han pretendido criminalizar la protesta. A Sala se le imputan vaguedades y se le suman delitos para justificar una pena en expectativa que habilite su detención. En este caso, vemos no solo la decisión de criminalizar la protesta haciendo una interpretación formalista del delito de corte de calle sino también una formulación general de la instigación al corte de una vía pública. Y además, se agrega el delito de sedición con una imputación peligrosa, vaga y arbitraria"; detallan en el texto.
"Criminalizar las prácticas relacionadas con el ejercicio del derecho a la protesta conduce a una restricción de las libertades ​democráticas y a una aplicación ilegítima del derecho penal.", concluye el CELS en el escrito.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico