Continúan los controles sobre la venta en puestos de alimentos

La tarea de los inspectores estuvo enfocada ayer en los puestos de venta de mariscos para controlar el origen de los productos, considerando la existencia de una veda por marea roja en las costas de Comodoro Rivadavia. "También estuvimos presentes para normalizar la situación de los vendedores ambulantes", expresó el subsecretario de Fiscalización, Daniel Campillay.

La Municipalidad, a través de la Subsecretaría de Fiscalización, desarrolló un nuevo operativo de control de calidad e higiene de productos alimenticios, como así también la venta en puestos en la zona de Caleta Córdova. "Esto forma parte de la continuidad de controles que realizamos en toda la ciudad. Los fines de semana este lugar tiene mucha concurrencia, por lo que realizamos una tarea con fines preventivos", indicó el titular de esa subsecretaría, Daniel Campillay.
El procedimiento se desarrolló en horas del mediodía con la presencia también de personal de la Secretaría de Seguridad, de la Dirección General de Habilitaciones Comerciales, la Dirección General de Bromatología y Laboratorio; y la Dirección General de Abasto y Veterinaria, dependientes de la Subsecretaría de Fiscalización.
"La inspección se llevó adelante con el personal involucrado en todas las áreas, constatando en principio y notificando posteriormente, sobre los productos y su procedencia, justamente porque hay marea roja en las costas de Comodoro Rivadavia. También estuvimos presentes para normalizar la situación de los vendedores ambulantes", expresó Campillay.
De esa manera, el subsecretario sostuvo: "en primer lugar inspeccionamos a la ex cooperativa Frutos del Mar, donde se notificaron algunas cuestiones de seguridad y algunas anomalías mínimas. No obstante, los productos que se encuentran aquí están aptos para consumo, a la vez que tienen una muy buena capacidad de elaboración de productos alimenticios", agregó.
Asimismo, el funcionario resaltó: "esto forma parte de la continuidad de controles que realizamos en toda la ciudad. Los fines de semana este lugar tiene mucha concurrencia, por lo que queremos prevenir ante alguna situación irregular que no queremos que suceda".
Campillay también hizo referencia al control de la venta ambulante en el sector, "dado que existen algunos que no están autorizados. Primero nuestro personal revisó cada uno de los carros, para controlar las condiciones de higiene del lugar y de los productos, junto a la forma en que los elaboran".
"Se encontraron algunas cuestiones menores a mejorar como alguna estructuras o el lugar de ubicación de elementos, sumado al trámite correspondiente que deben realizar algunos vendedores, para obtener la habilitación", indicó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico