Continúan los intentos de estafas telefónicas

Nuevos casos de intentos de estafas telefónicas ocurrieron en la ciudad de Comodoro Rivadavia, pero esta vez sin que los malhechores pudieran tener éxito ya que una abuela se dio cuenta y otra mujer fue salvada por su hija a la que le pareció rara la comunicación.

Las estafas telefónicas han incrementado este último tiempo en la ciudad de Comodoro Rivadavia y el blanco al que apuntan es a mujeres mayores de edad, tal como ocurriera semanas atrás cuando una mujer de 74 años fuera estafada por 15 mil pesos.

El primer caso denunciado a El Patagónico fue el de una abuela de 65 años, residente del barrio San Isidro Labrador que recibió una llamada en la que desde el otro lado se identificaba como el "nieto" de la mujer, a lo que la señora le indicó "esa no es la voz de mi nieto ¿quién está del otro lado" a lo que inmediatamente cortaron la comunicación.

Otro de los casos que también fueron informados a este medio, ocurrió en el barrio José Fuchs en donde una mujer mayor de 70 años recibió una llamada de un supuesto sobrino al que le había llegado una boleta a su casa, a lo que extrañada la mujer consultó "¿cómo te pudo llegar una boleta mía si vivís en Pico Truncado?" a lo que su hija al escuchar la conversación agarró rápidamente el teléfono y preguntó quién era y del otro lado se cortó la comunicación.

Lo que más sorprende en estas situaciones es la precisión que tienen los estafadores a la hora de comunicarse con mujeres mayores de edad y el parentesco que aducen los malhechores del otro lado de la línea.

RECOMENDACIONES PARA NO CAER EN UNA ESTAFA TELEFONICA

"He recibido amenazas de éste número"

Por ejemplo, la persona puede recibir una llamada a su teléfono donde le dicen: "he recibido desde su teléfono amenazas, llamadas insultantes o extorsivas", lo cual evidentemente no existió.

En ese caso no de ninguna respuesta, no trate de justificar que desde su número no se hizo ninguna llamada y no de información sobre su vida, horarios, costumbres, trabajo o familia.

Es casi seguro que a los pocos días recibirá otra llamada de personas inescrupulosas diciéndole "sabemos quién es usted, qué hace, dónde trabaja, etc.". Luego lo amenazarán, le exigirán que marque un número, cargue un celular o le pedirán dinero.

"Un familiar sufrió un accidente"

Otra de las modalidades es que usted puede recibir un llamado al teléfono fijo o celular en dónde le informan "que un familiar suyo sufrió un accidente".

Si esto le ocurre trate de manejar la angustia y la confusión que esta noticia le provoca. Serénese. No responda a ningún tipo de pregunta ni brinde información suya, de su familia, horarios, domicilio, etcétera.

Y después haga usted estos interrogantes: apellido y nombre del que llama, a qué institución pertenece, número del teléfono que llaman y lugar del accidente.

No acepte llamados de personas extrañas

Las personas que llaman invocan pertenecer a organismos policiales u hospitalarios: cerciórese llamando al Organismo policial o de salud. Y recuerde que el robo de celulares implica que los delincuentes utilizan todos los contactos para llamar y extorsionar.

Por eso el extravío o robo del celular es importante comunicarlo a familiares y amigos para no ser víctima de embaucadores. No acepte llamados que se realizan desde los Institutos Penitenciarios.

"Usted ganó un premio"

La cuarta modalidad consiste en llamarlo y decirle que ha ganado un premio que puede ser un auto, un electrodoméstico, un viaje, etcétera.

Ante esta situación no responda al pedido de dar sus datos personales tales como apellido, domicilio, documento, número de tarjeta de crédito o de caja de ahorro.

En todos los casos, trate de hacer la denuncia policial e informar el hecho.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico