Controversia por la construcción de un parque para adultos

Sólo podrán acceder mayores de 18 años y la práctica de sexo estará prohibida, pero para evitar problemas, el parque contará con, al menos, un hotel donde el usuario puede permanecer por un día o por unas horas.

Empresarios que desean explotar el turismo en Brasil más allá de su carnaval y playas idearon el proyecto para poner en marcha un parque temático dedicado al sexo. "ErotikaLand" sería el nombre del primer parque erótico del vecino país y contaría con un área de 150.000 metros cuadrados de superficie reservado solo para mayores de 18 años.
Durante el día el parque sería capaz de albergar a unas 3.000 personas que disfrutarían de originales atracciones como coches de choque con forma de genitales; un tren fantasma erótico, una rueda de la fortuna donde las sillas son sustituidas por cabinas cerradas; una Playland con juegos eróticos o una piscina nudista donde estaría prohibida la práctica del sexo, como en el resto del parque.
Entre las instalaciones previstas el parque tendría además, un Museo Erótico con una exposición permanente; un Cine 7D con tecnología similar a la ya existe en algunos parques de atracciones del país donde durante la proyección, las sillas y el medio ambiente transmiten los sentimientos de la película a la audiencia, como el calor, el frío o la vibración. También está planeada la construcción de al menos un hotel.
La idea de los empresarios responsables del proyecto era construir el recinto en Piracicaba a 160 kilómetros de Sao Paulo. Pero este parque sólo para adultos estuvo rodeado de polémica, ya que no todo el mundo ve con buenos ojos la temática. "No queremos ser conocidos como la capital del sexo", señaló Matheus Erler, miembro del partido democristiano de Piracicaba, y añadió que lo que realmente le preocupaba es que fuera un reclamo para "individuos depravados". En tanto, el empresario a cargo del proyecto, Mauro Morata, dejó claro que el parque sería construido fuera de los límites de la ciudad y aseguró que seguirán adelante de todos modos con su búsqueda de un sitio aceptable haciendo hincapié en los aspectos económicos del proyecto que prevé abrir en 2018 con 250 nuevos puestos de trabajo y miles de visitantes que pueden pagar cerca de 100 dólares por entrada.
Como antecedentes, en la isla de Jeju, en Corea del Sur, se encuentra "Jeju Loveland", un parque erótico inaugurado en 2004. Una de las principales atracciones de este lugar son las más de 140 esculturas eróticas, realizadas por estudiantes de Bellas Artes. También en 2007 la Academia de Sexo y Relaciones de Londres abrió un espacio recreativo dedicado al sexo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico