Cordera: "hay que difundir lo que le pasa a la gente y ser su portavoz"

El ex Bersuit además decidió compartir canciones con mujeres vocalistas como con su compañera Stella Céspedes, Charo Bogarin, Mariana Baraj e Ileana Cabra.

Gustavo Cordera acaba de lanzar su nuevo disco junto a la Caravana "Tecnoanimal", donde trabajó con Eduardo "Visitante" Cabra, de Calle 13, como productor y en la que el ex vocalista de la Bersuit consideró que "un artista tiene que estar ocupando todos los lugares por donde la gente no puede hacer llegar su mensaje, lo que le pasa y que el poder escuche".
"Tecnoanimal" está producido por Eduardo Cabra, el talento musical e instrumentista de Calle 13, y además Cordera decidió compartir canciones con mujeres vocalistas como con su compañera Stella Céspedes, Charo Bogarin, Mariana Baraj e Ileana Cabra.
El sonido tiene una notable calidad, Visitante supo sacarle el brillo a los músicos de la Caravana en canciones en las que Cordera carga contra la hipocresía, contra las mineras, Monsanto, la deforestación y los males sociales, con toda la rabia que lo caracteriza.
Télam: Entrás al planeta de "Tecnoanimal" y te plantea muchos temas sociales como el cuidado del medio ambiente, la destrucción de la naturaleza y los desastres de la minería.
Gustavo Cordera: Es un disco oscuro y eso es lo más lumínico que tiene, lo que es una gran paradoja. En el mundo en el que vivimos creemos que la luz está en la negación de la oscuridad, y yo descubrí por meditación y un montón de cosas que en la oscuridad está la posibilidad química de encontrar el oro, la luz. En aquello que castigamos, que nos avergüenza, nuestras perversiones, nuestro odio o envidia o celos, la necesidad de ambición, todo el desamor, la injusticia... Este disco lo que pretende, entonces, es dar lugar a todo eso sin ningún tipo de moral.

T: ¿Creés que una de las cosas que se ha perdido es la solidaridad en los jóvenes?
GC: La solidaridad creo que está muy mal entendida. Lo veo constantemente, nadie se compromete con el que recibe, nadie está mirando qué necesita el que recibe. Muchas veces sentís culpa y la reparás dándole algo a alguien que no lo necesita. Así da el Estado.
¿Sabés qué necesita la gente? Que los mires a los ojos, que los abraces y los escuches. Nadie hace eso, prefieren mandarle un camión de colchones y eso es ofender al otro, es subestimarlo. "Juguetes por los niños" no es solidaridad. Los niños no necesitan juguetes, necesitan jugar y si no comen ni pueden dormir no pueden jugar. A veces me llaman para ir a un barrio y yo empiezo a intercambiar con la gente, tomo el agua que ellos toman, como lo que ellos comen y los escucho. ¿Por qué? Porque necesito saber qué sienten y qué les pasa, y generalmente termina todo con guitarras todos cantando abrazados. Para mí eso es revolucionario, eso es un acto de solidaridad.

T: En el último tema del disco hablás de la deforestación y de los graves problemas climáticos que eso genera y elegís como símbolo al Impenetrable.
GC: Yo no tomo eso como acto de solidaridad. Para mí tiene que ver con mis vísceras, yo adhiero a esa impotencia y me sumo. A mí me parece que un artista éticamente tiene que estar ocupando los espacios donde la gente no puede difundir lo que le pasa, hacerlo llegar al poder y yo tengo ese poder. A mí viene uno de la calle a decirme lo que pasa y al rato lo están sabiendo todos los medios, yo soy un difusor. Yo me presto para eso porque aunque me equivoque, mil veces me equivoco, pero al plantear ese tema, lo pongo en escena.

T: En este disco te acompañan muchas voces femeninas. ¿Por qué las elegiste?
GC:- Porque me di cuenta que hoy las corrientes más frescas y reales en la voz son las mujeres. Charo Bogarín, Mariana Baraj, Ileana Cabra y Estela. Para mí son las cuatro maravillas del disco en color, en cuanto a fuerza y demás. Cuando pensaba en hombres no se me ocurría ninguno, cuando pensaba en mujeres sí. Ah, y Rosario Decuadra, que es la maestra de música de La Paloma, que también está trabajando en coros.
Y, entonces, creo que este disco se amplificó muchísimo con la presencia de mujeres. Ileana Cabra escribiendo es increíble, es fuerte y artísticamente y como intérpretes son grosas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico