Corea del Norte lanzó un nuevo misil y generó una condena internacional

Voló unos 500 kilómetros en dirección a la costa este de la península coreana y fue el primer lanzamiento por parte del régimen de Kim Jong-un en lo que va del año. Fuentes oficiales vincularon la expulsión al encuentro entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el premier japonés, Shinzo Abe, con quien acordó trabajar para asegurar una sólida defensa contra la amenaza de Corea del Norte.

Corea del Norte lanzó el sábado al mar un nuevo misil balístico que recorrió unos 500 kilómetros en dirección a la costa este de la península coreana, informó el Estado Mayor Conjunto surcoreano (JCS), ensayo que le valió la condena de los gobiernos de Japón, Estados Unidos, la OTAN, la Unión Europea y la Argentina.
El lanzamiento se realizó a las 7:22 (19:22 en la Argentina) desde Banghyeon, en la provincia de Pyongan, pero no se confirmó el tipo de misil ni su trayectoria.
"El Ejército está determinando si se trata de un misil balístico Musudan de alcance medio", dijo una fuente militar a la agencia Yonhap, citada por la española EFE. "Nuestra evaluación es que es parte de una demostración de fuerza en respuesta a la línea dura de la nueva administración de Estados Unidos contra el Norte (Corea del Norte)", agregó el Mando Conjunto surcoreano, según Reuters.
De acuerdo con fuentes militares de Seúl, el proyectil voló unos 500 kilómetros, por lo que no parece ser un misil balístico intercontinental (ICBM, en inglés), que tiene un alcance de unos 3.000 kilómetros.
Se trata del primer lanzamiento de un misil por parte del régimen de Kim Jong-un en lo que va del año y ocurre en paralelo a que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reuniera con el premier japonés, Shinzo Abe, con quien acordó trabajar para asegurar una sólida defensa contra la amenaza de Corea del Norte.
Luego de la reunión oficial en Washington, ambos mandatarios se mostraron juntos ante la prensa, ocasión que aprovecharon para exigirle a Pyongyang que detenga sus provocaciones.
Al respecto, Trump aseguró que están "cien por cien con nuestro aliado" japonés, después que se conociera el ensayo misilístico norcoreano.
El primer ministro japonés le pidió a Corea del Norte que cumpla las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que le prohíbe el desarrollo nuclear militar y limita la tecnología de misiles. "El lanzamiento norcoreano de un misil es totalmente intolerable", aseguró Abe.
Desde el resort de Mar-a-Lago, en Florida, propiedad de Trump Organization, Abe y Trump se limitaron a asegurar que ambos están al "cien por cien" juntos frente a las provocaciones del gobierno de Kim Jong-un, pero no especificaron si perseguirán nuevas sanciones internacionales o unilaterales contra Pyongyang.
El líder norcoreano afirmó en su mensaje de Año Nuevo que los misiles experimentales de alcance intercontinental estaban en la "fase final" de su desarrollo.

REPUDIO TOTAL
A LA ACCION
Corea del Norte realizó dos pruebas nucleares y otras pruebas relacionadas con misiles a un ritmo sin precedentes desde principios del año pasado. Expertos y funcionarios consideran que está haciendo progresos en su capacidad armamentística.
Este último lanzamiento generó un repudio internacional. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, condenó ayer el lanzamiento del misil balístico y exigió a Pyongyang que se abstenga de futuras "provocaciones" que "socavan la seguridad regional e internacional".
"Estas consistentes provocaciones y violaciones de las resoluciones vinculantes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas socavan la seguridad regional e internacional", declaró en un comunicado el máximo responsable de la Alianza Atlántica y concluyó: "apelo a Corea del Norte a no elevar las tensiones y volver a comprometerse a un diálogo significativo con la comunidad internacional".
También la condena llegó a través de un comunicado del servicio de Acción Exterior de la Unión Europea (UE) que calificó de "provocador e inaceptable" el lanzamiento de un misil y exigió que Corea del Norte "debe parar todos los lanzamientos con tecnología de misiles balísticos" y abandonar ese programa militar "de una vez por todas" de forma "absoluta, verificable e irreversible".
Guatemala fue otro de los países que repudió el hecho y expresó "su preocupación por la repetición de estas acciones que alteran la paz y la seguridad internacional"; mientras el gobierno de Italia subrayó que estas maniobras suponen "una amenaza para la paz y la seguridad internacional".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico