"Coti" Ojeda fue condenado por tentativa de homicidio

Fernando "Coti" Ojeda fue condenado a la pena de 4 años de prisión de cumplimiento efectivo tras ser declarado autor penalmente responsable del delito de homicidio simple en grado de tentativa. Es por el ataque que el 20 de enero del año pasado tuvo como víctima a Dicker Bacar. A pedido de la Fiscalía, la juez que presidió el tribunal le revocó la prisión domiciliaria y dictó la prisión preventiva.

La condena de Fernando “Coti” Ojeda fue informada el viernes por la juez penal Daniela Arcuri, quien tuvo a su cargo la presidencia del tribunal unipersonal que llevó a cabo el desarrollo del juicio oral y público en su contra.
En el debate, el imputado fue asistido técnicamente por el abogado particular, Sergio Romero, mientras que el Ministerio Público Fiscal fue representado por la fiscal general, Camila Banfi, quien acusó a Ojeda por el delito de homicidio simple en grado de tentativa.
Hay que recordar que Ojeda llegó a esta instancia con arresto domiciliario, luego de haber sido capturado el 29 de abril en el barrio 30 de Octubre. Estaba prófugo desde el mes anterior y las autoridades lo advirtieron por el 4 de marzo, cuando debía comenzar el juicio en su contra y no se presentó a los estrados judiciales. A partir de allí se dictó su orden de captura.
La causa por la que fue juzgado tuvo como víctima Dicker Bacar y el incidente ocurrió en una casa de calle Quiroga al 100 del barrio José Fuchs, durante la madrugada del miércoles 20 de enero del año pasado.
En ese domicilio se encontraban cuatro hombres y dos mujeres compartiendo bebidas y en un momento dado -según la Fiscalía- Ojeda se habría levantado y le habría clavado un cuchillo en el pecho a Bacar sin que existiera discusión previa.
No conforme con ese puntazo, Ojeda habría querido seguir la agresión y los amigos en común tuvieron que intervenir. Uno de ellos habría tomado una pala para golpearlo en la zona de las costillas y la cabeza, para evitar que matara al herido que quedó tirado en el piso.
El mismo relato acusador indica que toda la agresión transcurrió en el interior del domicilio, donde los investigadores horas después levantaron rastros de sangre. El herido fue trasladado de urgencia a la guardia del Hospital Regional, mientras el atacante se retiró. Los protagonistas ya habían tenido problemas dos años atrás.
El agresor finalmente se entregó en la Justicia y fue imputado por tentativa de homicidio, dictándose en esa ocasión la prisión preventiva por 15 días, luego de lo cual la medida se morigeró.
Tras la declaración de responsabilidad penal, la fiscal Banfi solicitó que se imponga a Ojeda una pena de 4 años de prisión y se revoque la prisión domiciliaria, algo a lo cual hizo lugar la juez Arcuri, quien le impuso la pena solicitada por la Fiscalía y ordenó la prisión preventiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico