Crece la tensión en Brasil: un juez suspendió la asunción de Lula

El accionar del juez responde a una demanda presentada por los partidos de la oposición, que fundamentaron su petición en las causas abiertas por la Justicia contra Lula, quien está investigado en diversos procesos y ha sido acusado formalmente de delitos de enriquecimiento ilícito.



Un juez de Brasilia anuló ayer de forma cautelar el nombramiento del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva como ministro de la Casa Civil del gabinete de Dilma Rousseff, informaron fuentes judiciales citadas por EFE.
La decisión judicial, tomada por el magistrado Itagiba Catta Preta Neto, del Tribunal Federal de Brasilia, anuló así el acto por el que Lula fue puesto en funciones ayer por Rousseff.
En su decisión, el magistrado sugirió que el ex mandatario podría haber cometido un delito y argumentó que si Lula asume el cargo de ministro, tendrá poder para realizar una "intervención indebida y odiosa" en la Policía, la Fiscalía y el poder judicial.
El accionar del juez responde a una demanda presentada por los partidos de la oposición, que fundamentaron su petición en las causas abiertas por la Justicia contra Lula, quien está investigado en diversos procesos y ha sido acusado formalmente de delitos de enriquecimiento ilícito, blanqueo de dinero y falsificación de documentos.
En su sentencia, el juez también señala que Dilma podría haber incurrido en un delito de "responsabilidad" al nombrar a Lula, puesto que la ley veta al presidente de la República cometer actos contra "la probidad" de la administración pública.
Los delitos de "responsabilidad" son uno de los motivos por los que la Constitución permite realizar un juicio político con el objetivo de destituir al jefe de Estado.
En este sentido, el juez ordenó que se informe de los hechos a la Procuraduría General del Estado y al presidente de la Cámara de los Diputados, Eduardo Cunha, quien es la autoridad competente para impulsar los juicios políticos.
El juez Itagiba Catta Preta Neto de la Corte Federal 4 del Distrito Federal, retiró ayer de su página de Facebook las fotos en las que aparecía acompañando el domingo la marcha a favor del juicio político a Dilma Rousseff y en contra del líder del Partido de los Trabajadores (PT).
Según la prensa local, entre las páginas que seguía Catta Preto Neto figuraban el Movimento Brasil Livre, uno de los más activos grupos pro-impeachment. También compartió fotos de otra agrupación que apoyó la marcha del pasado domingo llamada Vem Pra Rua.
Catta Preta tenía 1.025 amigos en su cuenta, en su perfil se decía flamenguista y fue un difusor activo de noticias sobre las protestas contra la corrupción en las redes sociales.
"Ayude a derrumbar a Dilma y vuelva a viajar a Miami y Orlando. Si ella cae el dólar cae también", dice un posteo en Facebook fechado el día 7 de marzo a las 20:01 horas, citado por el diario O Globo que se viralizó ayer también en Twitter.
El juez subió una foto rodeado de una multitud con banderas que llamó "Fora Dilma", en la que sería la protesta del último domingo en la que más de 3 millones de personas se convocaron para pedir la renuncia de la mandataria.
Si bien ambas cuentas, la de Facebook y Twitter fueron borradas, la prensa local capturo imágenes en las que se evidencia mediante las fotos que pertenecían al juez.
Ello podría ser el lema de la Abogacía General de la Unión (AGU) presente una solicitud de sospecha del juez en el recurso que frenó el ejercicio del cargo de Lula hoy a sólo 40 minutos de su nombramiento.

"EL MEJOR LIDER
DE BRASIL"
"Traje al gobierno al mayor líder político del país", expresó ayer la jefa de Estado en el Palacio Planalto -sede del gobierno brasileño- a cuyas puertas se concentraron simpatizantes y detractores del oficialismo que protagonizaron algunos incidentes.
"Su presencia", expresó Rousseff, dirigiéndose al flamante jefe de Gabinete, prueba "la grandeza de los estadistas y los verdaderos líderes". A su vez, señaló que "siempre estuvimos juntos, luchando por los brasileños".
En uno de los tramos del discurso, la presidenta de Brasil advirtió que las denuncias en su contra buscan que termine su mandato "de forma golpista". En ese sentido, advirtió que "los golpistas no me van a voltear".
Respecto a la difusión de la grabación de una conversación que mantuvo con su antecesor, donde le sugiere que utilice los fueron de su nuevo cargo "en caso de necesidad", Dilma señaló que "fue sacado de contexto".
"El diálogo con Lula fue publicado con cambios", denunció la mandataria.
La asunción se da en medio de la investigación por lavado de dinero, que apunta directamente al ex mandatario. La oposición alega que la única intención del nombramiento es "blindarlo" en un cargo que tiene foro privilegiado en momentos en que enfrenta varios procesos en la justicia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico