Crisis petrolera: cómo llegan las provincias a la decisiva reunión

Chubut es la más complicada y negocia un plan de contingencia para evitar despidos. En Santa Cruz quieren cerrar un acuerdo con YPF porque controla el 65% de la producción en el norte de esa provincia. En tanto Neuquén definirá un sistema de readecuaciones de tareas para no tener "mano de obra ociosa".

El suspenso debería resolverse mañana. Con los sindicatos entrando a las negociaciones con desánimo hasta un Gobierno nacional más interesado en que el tema lo resuelvan las leyes de mercado, los factores indican el inicio de un año duro para quienes dependen económicamente del petróleo.
Las realidades en las principales provincias petroleras son particulares, aunque en todas persiste un clima de crisis en diferentes niveles de intensidad. Chubut y Santa Cruz comparten la Cuenca del Golfo San Jorge con reuniones definitorias esta semana, mientras Neuquén y Río Negro por ahora ven llegar inversiones y negocian readecuaciones de tareas.
Un comunicado de la CEOPE (Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales) provocó mayor preocupación. En el texto, las compañías argumentan que tienen que presentar un procedimiento de crisis y apuntan que en la industria petrolera de Argentina "sobran" 10.000 puestos de empleo.

CHUBUT, LA EXPORTADORA
El conflicto tiene un impacto más fuerte en Chubut porque es donde está la mayor cuota de exportación –un 30% de lo que se produce va al mercado externo–. Si bien las refinerías argentinas compran –a través de un acuerdo– el petróleo más caro, la porción exportable se negocia con los compradores a los precios de referencia (WTI o el Brent).
El Brent, que se extrae del Mar del Norte, es el que usualmente las empresas que exportan desde el puerto de Comodoro Rivadavia miran detenidamente. Por eso, los últimos incentivos a la exportación –cancelados por el nuevo Gobierno nacional– tomaban como referencia la cotización de ese petróleo europeo.
El 30% de la producción sale a exportación desde Chubut, que comparte la Cuenca del Golfo San Jorge con Santa Cruz. En toda el área, viven de la actividad unos 30 mil trabajadores. Según los sindicatos involucrados en las negociaciones son 3.000 puestos de trabajo en riesgo y llegan a 5.000 si se suman a otros gremios.
El mayor peso de producción en Chubut lo tiene Pan American Energy, cuyo excedente lo destina a la exportación. Algo más de 14 mil metros cúbicos por día salen de sus áreas, principalmente de Cerro Dragón. Las otras dos importantes son YPF con 6.000 metros cúbicos diarios y Tecpetrol con un poco más de 2.000 cúbicos.

SANTA CRUZ, DONDE YPF MANDA
La ventaja del lado santacruceño de la Cuenca del Golfo San Jorge es que YPF administra el 65% de la producción en los yacimientos de Santa Cruz –de 17.000 metros cúbicos diarios, la compañía controlada por el Estado nacional extrae 10.500 en Santa Cruz norte, según la Secretaría de Energía de la Nación-.
En el sur, donde Santa Cruz comparte cuenca con Tierra del Fuego, la producción petrolera es menor y el foco está puesto en el gas natural con una fuerte presencia de equipos en el mar.
El sindicato de base, liderado por Claudio Vidal, y el de Jerárquicos, de José Llugdar, mantuvieron encuentros con representantes del directorio de YPF para abordar un plan que evite bajas en la producción con consecuentes despidos o suspensiones. En estas convocatorias, participa activamente el Gobierno provincial, pero no el nacional.
Una situación como la de Chubut podría frenarse en Santa Cruz si avanza un acuerdo positivo con YPF, cuya totalidad de la producción vende a sus propias refinerías además de compensar con sus estaciones de servicio, donde en los últimos años aplicó aumentos en los precios de sus naftas.

NEUQUEN READECUARA TAREAS
La geología de la Cuenca Neuquina concentra su mayor parte en Neuquén, extendiéndose por Río Negro y algunas ramificaciones por La Pampa y Mendoza. El fenómeno Vaca Muerta –la formación que se convirtió en la esperanza para el shale gas y oil– atrajo inversiones de todas las empresas, incluso de gigantes mundiales como Chevron en asociación con YPFP y Exxon Mobil.
Es una cuenca gasífera por excelencia con una producción de media de 70 millones de metros cúbicos diarios de gas natural –y 16.500 de petróleo–, repartida entre 40 empresas con el liderazgo de YPF. La compañía controlada por el Estado nacional tiene varios proyectos además de Loma Campana –corazón de Vaca Muerta–, como Chelforó en Río Negro.
Uno de los planes a coordinar entre sindicatos y empresas consiste en readecuar las tareas de los petroleros de la Cuenca Neuquina sin despidos, y así no tener mano de obra ociosa, indicó el secretario general del sindicato de base (y también senador nacional, alineado con Macri) Guillermo Pereyra. Esta semana habrá novedades también para ellos, mientras se mantienen asambleas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico