Crisis petrolera: las empresas insisten con las suspensiones y se levantaron de la negociación

Ante los cortocircuitos, no hubo acuerdo entre los sindicatos petroleros de la Cuenca del Golfo San Jorge con los representantes de las cámaras empresas. La prioridad de los secretarios generales es retrotraer los telegramas de suspensión en San Antonio Internacional. El Ministerio de Trabajo le pidió ayer a esa empresa que retrotraiga la medida. Las conversaciones en Buenos Aires se retomarán hoy al mediodía.

Los petroleros cerraron una jornada con mucha bronca. El secretario general de Petroleros Privados Chubut, Jorge Avila, encabezó en el Ministerio de Trabajo de la Nación el reclamo de la Cuenca del Golfo San Jorge para evitar las suspensiones de personal. Las conversaciones seguirán hoy en un marco de cortocircuitos con las cámaras empresarias.
Las compañías fueron las primeras en levantarse ayer de la mesa, entendiendo que sería imposible un acuerdo. Son las socias de la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y de la Cámara de Empresas Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE).
"Los aumentos salariales los van a pagar, pero no quieren quitar los telegramas de suspensión", dijo Leandro Moyano, paritario del Sindicato de Petroleros Privados, en contacto con El Patagónico. En San Antonio hay 300 telegramas con suspensiones sin goce de sueldo a partir de setiembre. Se trata de una de las mayores empleadoras de la cuenca.
El propio Ministerio de Trabajo de la Nación le pidió ayer a esa compañía que retrotraiga la medida.
Las negociaciones ayer en Buenos Aires fueron tensas durante toda la tarde cuando las cámaras, por primera vez en una postura común, plantearon que no reconocerían el acuerdo salarial sin antes discutir productividad. Esa era la idea de la CEOPE, plasmada en un comunicado oficial.
Las quejas de los sindicatos fueron aceptadas por los funcionarios de Ministerio de Trabajo, encabezados por su titular Jorge Triaca, ya que una paritaria no podía cancelarse. El vocero de los petroleros de base chubutenses, Carlos Gómez, remarcó que la productividad sí será discutirá, pero que el acuerdo salarial no tiene que estar atada a eso.
YPF tiene que sostener los catorce equipos en la cuenca, fue el reclamo del chubutense Avila, del santacruceño Claudio Vidal y del jerárquico José Llugdar, con influencia en ambas provincias.
La otra prioridad es dejar sin efecto las suspensiones que abarcan a trabajadores de base, de personal jerárquico y obreros de la construcción.
Las operadoras y empresas de servicios quieren un cambio completo del esquema laboral, que incluye el recorte de las horas de viaje, más gente con jornadas de ocho horas y otros ítems que habían pedido los sindicatos. Entre ellos, la velocidad del viento con la que podían suspender la actividad.

MANPETROL NEGOCIA

Luego de ocho días de retención de servicios, los trabajadores de Manpetrol volvieron a sus puestos para abrir una instancia de negociación.
El delegado Juan Manuel Sceba, en diálogo con El Patagónico, confirmó el acuerdo con la contratista de Pan American Energy, de la cual, la operadora es la única accionista.
"Se dispuso un plazo de diez días hábiles para negociar la reincorporación de nuestro delegado y el operario. La primera audiencia la tendremos mañana a las 10 de la mañana", indicó Sceba. "Hay que reconocer el respeto por la autoridad de Trabajo y el diálogo que se mantenía en el orden nacional a través de la figura de Jorge Avila", sostuvo.
"Solamente nos abocamos a la retención de servicio que estaba debidamente anunciada en la delegación de Trabajo y esto fue constatado por un escribano", dijo el delegado petrolero para despejar dudas al respecto de una nueva avanzada de doce despidos, con el argumento de la ilegalidad de las medidas de fuerza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico