Crisis venezolana: 71 muertos y 45 días sin noticias de un diputado

El dirigente desaparecido es Wilmer Azuaje, de 40 años, perteneciente al partido Primero Justicia y diputado regional de Barinas, de quien no se sabe nada desde que el 2 de mayo pasado fuera secuestrado.

El ascenso a 71 de la cantidad de personas fallecidas en las protestas que vienen realizándose casi cotidianamente desde comienzos de abril se constituyó ayer en un hito de la situación en Venezuela, donde volvió a cobrar exposición el caso de un diputado opositor del que no se tienen noticias desde hace un mes y medio, cuando fue capturado por agentes de organismos de seguridad.
El dirigente desaparecido es Wilmer Azuaje, de 40 años, perteneciente al partido Primero Justicia (PJ) y diputado regional de Barinas, de quien no se sabe nada desde que el 2 de mayo pasado fuera secuestrado.
"Está desaparecido, lo secuestraron, hay un silencio total sobre su caso", afirmó la madre de Azuaje, Carmen Cordero, y agregó que buscó infructuosamente información sobre la situación de su hijo en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en Caracas, según consignó la agencia Reuters.
Aquel día, Azuaje había salido de su oficina a bordo de un automóvil y pasaba frente a una iglesia cuando varias camionetas le cerraron el paso.
El legislador fue "secuestrado por los organismos de seguridad del Estado" que "lo bajaron de su camioneta y se lo llevaron sin ningún tipo de orden o averiguación", denunció ese mismo día el diputado Tomás Guanipa, también de PJ, durante la sesión de la Asamblea Nacional (parlamento).
Fuentes próximas a Azuaje sostienen que después de ser arrestado fue llevado a la sede del Sebin en Barinas y que en la madrugada siguiente fue visto por última vez cuando era embarcado en un avión militar cuyo destino nunca se supo.
Pocos días después, el diputado opositor Ismael García afirmó en la sesión de la Asamblea que Azuaje fue amarrado y golpeado durante su detención, y que "le sembraron armas, municiones, granadas y uniformes militares".
Azuaje apoyó al chavismo en sus comienzos pero luego se distanció y se incorporó a PJ -el partido al que pertenecen el ex candidato presidencial Henrique Capriles y el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges-, por el que aspira a postularse a la gobernación de Barinas.
En el chavismo, en cambio, aseguran que Azuaje fomentó y financió hechos de violencia sucedidos en el contexto de manifestaciones de protesta, sostienen que hay que investigarlo por ello y en las redes sociales lo llaman con epítetos tales como "El Terrorista de Barinas" y "Capitán Malandro".
El 31 de mayo pasado, parientes de Azuaje denunciaron que un restaurante perteneciente al legislador fue incendiado y que varios días antes les habían matado varias cabezas de ganado bovino de propiedad familiar.
Aquel día, al publicar esa noticia, el diario caraqueño El Nacional afirmó que Azuaje estaba detenido en el Helicoide, el edificio que alberga a las oficinas principales del Sebin, en Caracas.

MAS MUERTES
Por otra parte, la cantidad de muertos en el contexto de las protestas que vienen realizándose casi cotidianamente desde principios de abril llegó a 71, con dos casos confirmados ayer por el Ministerio Público (MP).
Se trata de Luis Vera, de 20 años, tras ser atropellado por una camioneta mientras participaba de una manifestación en Maracaibo, la capital del estado Zulia, y José Gregorio Pérez, de 19, quien recibió un balazo en la cara en Junín, estado Táchira.
La cantidad actual de muertos y heridos -éstos son más de 1.200- desde comienzos de abril supera ampliamente, tanto en términos absolutos como relativos, a los 43 fallecidos y 873 lesionados registrados en las protestas ocurridas entre febrero y junio de 2014, según los datos del MP.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico