Cristina descubrió el busto de Néstor Kirchner y dió su último mensaje como Presidenta

La mandataria agradeció a los funcionarios que la acompañaron en su paso por la Casa Rosada. Además, descubrió un monumento al ex presidente Néstor Kirchner. En Plaza de Mayo se congregaron miles de personas para despedirla.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner descubrió el busto del ex mandatario Néstor Kirchner, en una ceremonia que se llevó a cabo en el Salón de los Bustos de Casa de Gobierno y de la que participó el jefe del estado plurinacional de Bolivia, Evo Morales.

El busto del presidente que gobernó la Argentina entre el 25 de mayo de 2003 y el 10 de diciembre de 2007 quedó así incorporado a la Galería ubicada en la planta baja de la Casa Rosada, en el Hall de Honor que sirve de escenario para recibir visitas ilustres. En este marco indicó que: "no hay que confundirse, el lugar natural de un militante no tiene que ser un gobierno, tiene que ser junto a la gente" y agradeció a los movimientos sociales "que bancaron e hicieron el aguante, todos estos años".

En este sentido la mandataria indicó que "el trabajo sigue con más fuerza que nunca" y agradeció también a los organismos de derechos humanos que "no acompañaron al gobierno, acompañaron la política de Derechos Humanos que reclamaron durante décadas sin ser escuchados".

Luego, en Plaza de Mayo, miles de autoconvocados y militantes de diferentes agrupaciones kirchneristas se reunieron para escuchar el que fue el último mensaje de Cristina.

"Mientras discutimos cosas banales aparecen los verdaderos problemas" como los que vive la gente con los precios, dijo al presidir su último acto.

En ese sentido, la mandataria sostuvo que su espacio político tiene "la obligación de ser más maduro" y que su responsabilidad es mucho más grande porque han construido "esta Argentina de mayores derechos, que dejamos desendeudada como nadie antes la había desendeudado".

A su vez, ironizó sobre que no puede hablar mucho porque a las doce se convierte "en calabaza" y destacó la política de derechos humanos que posibilitó recuperar 119 nietos y convertir a la Argentina "en un ejemplo para el mundo" y que no se necesitó "un tribunal extranjero para hacernos cargo de nuestra historia".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico