Cristina llamó a construir un "nuevo frente ciudadano"

Allí, la ex jefa de Estado llamó a construir un nuevo frente amplio para disputar el gobierno. "No voy a tener una sola actitud, una sola decisión que obstaculice la construcción de ese frente que para mí es lo más importante que me resta hacer en toda mi vida", señaló.

La ex presidente Cristina Fernández de Kirchner encabezó en el microestadio del club Atlanta un acto en el que se conmemoran los 100 años de la asunción de Hipólito Yrigoyen como el primer presidente electo por el voto universal, secreto y obligatorio.
La conmemoración arrancó pasadas las 19 y fue organizada por la agrupación Forja, que encabeza el ex funcionario kirchnerista Gustavo López, y el Movimiento Nacional Alfonsinista (MNA) que lidera el radical Leopoldo Moreau.
Allí, la ex jefa de Estado llamó a construir un nuevo frente amplio para disputar el gobierno. "No voy a tener una sola actitud, una sola decisión que obstaculice la construcción de ese frente que para mí es lo más importante que me resta hacer en toda mi vida", señaló.
"Mi mayor compromiso es contribuir y ayudar a construir ese espacio", remarcó Cristina.
Por otro lado, ironizó con respecto a Cambiemos: "A nosotros no nos dan un libreto ni nos hacen un coaching para hablar. El coaching es el pueblo y los militantes". "Si es tan pesada la herencia, que la devuelvan", bromeó Cristina.
Además, Cristina señaló que "la trampa del neoliberalismo es no saber qué pasó en la historia para no darnos cuenta de lo que pasa y lo que va a pasar".
Su rol "va a estar orientado a lograr la conformación de una nueva mayoría que les permita a los argentinos volver a tener un gobierno que los represente en sus intereses, esperanzas e ilusiones", sostuvo la expresidenta.
Comenzó hablando Leandro Santoro, de Los Irrompibles, quien le envió "un abrazo a los compañeros de La Garganta Poderosa". Y agregó: "Quiero en este abrazo también hacerle un homenaje a los invisibles, las víctimas del gatillo fácil que se está desatando sobre los sectores más vulnerables".
Por su parte, Moreau expresó: "como pasó con todos los caudillos populares, Yrigoyen se granjeó el odio de la oligarquía. No se contentaron con derrocarlo, lo llevaron preso a la Isla Martín García. Buscaron y obtuvieron la muerte".
"Los gobiernos de derecha no pueden convivir con los liderazgos populares y buscan la liquidación de esos liderazgos", agregó.
Asimismo, remarcó: "hoy la derecha conservadora nos retorna al pasado más lejano. Por eso, otra vez estamos discutiendo el ajuste y está en riesgo la estabilidad laboral. Por eso, los que salieron de la pobreza vuelven a la pobreza. Estamos en una etapa de retroceso".
Ambos espacios -Forja y MNA- son expresiones disidentes del radicalismo, partido que hoy integra la alianza Cambiemos junto con el PRO, la Coalición Cívica y el Partido FE.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico