Cristina pidió que aparten al juez Bonadio de la causa AMIA

Bonadio quedó a cargo de la causa por la denuncia de Nisman la semana pasada por decisión del titular de la Cámara Federal porteña, Martín Irurzun, quien resolvió así un conflicto de competencia planteado entre este juez y su par Ariel Lijo.

La expresidente Cristina de Kirchner recusó y reclamó que se aparte de la causa al juez federal Claudio Bonadio, en la investigación en su contra por supuesto encubrimiento del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) a raíz de la denuncia presentada por el fallecido fiscal Alberto Nisman, tras la firma del fallido Memorando de Entendimiento entre Argentina e Irán.
El abogado de la expresidenta, Alejandro Rúa, presentó la recusación en el juzgado de Bonadio y le pidió que deje el caso al advertir que el magistrado es a su vez investigado y está imputado en otra causa penal por supuestas irregularidades que cometió mientras estuvo a cargo de investigar una parte de la causa AMIA, vinculada a delitos cometidos por quienes estuvieron a cargo de esa pesquisa desde apenas cometido el atentado del 18 de julio de 1994, explicaron a Télam fuentes judiciales.
Bonadio quedó a cargo de la causa por la denuncia de Nisman la semana pasada por decisión del titular de la Cámara Federal porteña, Martín Irurzun, quien resolvió así un conflicto de competencia planteado entre este juez y su par Ariel Lijo.
Lijo había quedado a cargo del caso por sorteo tras la reapertura ordenada por la Cámara Federal de Casación, pero Bonadio tramitaba otra investigación por supuesta "traición a la Patria" abierta por denuncia de dos abogados mientras en Tribunales se debatía aún si se investigaba o no la denuncia de Nisman, que había sido cerrada dos veces por otro juez, Daniel Rafecas, luego apartado.
La Cámara Federal entendió que si bien la denuncia de Nisman fue anterior, de enero de 2015, la que investigaba Bonadio estaba más avanzada y por eso ordenó a Lijo enviarle su causa.
"No puede intervenir en la investigación del hecho principal ni en las de su encubrimiento", sostuvo la defensa de Cristina sobre Bonadio al pedir el apartamiento.
"El juez Bonadio intervino respecto del caso AMIA inicialmente como juez del expediente 9789/2000 vinculado con el encubrimiento, hasta que tras cinco años de irregularidades fue apartado por su Superior, el 17 de noviembre de 2005 por ser "juez y parte" al estar él también imputado en el caso", sostuvieron los abogados.

LOS MIEDO DE NISMAN
"Nisman le tenía miedo a Bonadio, a los Corach y al Fino Palacios, no a Cristina", remarcó la abogada Graciana Peñafort en referencia a la causa en la que el fiscal fallecido denunció al magistrado junto con el exministro del Interior y su hijo y al extitular de la Policía Metropolitana, respectivamente, por amenazas para que abandone la investigación contra el encubrimiento del atentado a la AMIA.
En esa denuncia Nisman los señalaba como responsables de realizar intervenciones a sus teléfonos, seguimientos y hasta amenazas contra sus hijas con el objetivo de presionarlo para que abandonara el caso.
"Bonadio durante cinco años no investigó y armó una causa colectora para cubrir a dos amigos imputados", insistió Peñafort en declaraciones al programa "Mañana Sylvestre", que se emite por Radio 10. En tanto, remarcó que "Bonadio no puede investigar porque fue dos veces apartado en la causa AMIA por encubrimiento" y por tener "intereses personales" que afectan la causa.
La ex presidente fue denunciada por el fallecido Nisman por supuesto encubrimiento del atentado a raíz de la firma del Memorandum con Irán que para el entonces titular de la UFI AMIA significó una maniobra con miras a lograr la impunidad para los ciudadanos iraníes con pedido de captura internacional por el ataque a cambio de obtener intercambio comercial con Irán.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico