Cristina pidió que "nunca más nuestros científicos y técnicos se vayan" del país

"Esto es parte de la 'pesada herencia' de la que hablan algunos. Sí, es pesada porque tendrán que defenderla frente a los de afuera. No permitamos que nunca más vengan de afuera a quitarnos todo esto", resaltó la mandataria.

La presidente Cristina Fernández de Kirchner recorrió ayer las obras de la última etapa del nuevo Centro Científico Tecnológico de YPF (Y-TEC), donde llamó a "no cerrar nunca más la investigación" y pidió que "nunca más nuestros técnicos y científicos se vayan" del país.
La Presidente lo expresó, al recorrer la última etapa del nuevo centro tecnológico de YPF, ubicado en la localidad bonaerense de Berisso, donde estuvo acompañada por el actual ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, a quien manifestó su apoyo en pos de "garantizar" la continuidad de políticas e inversiones en el área, dado que el funcionario continuará en la cartera -tras acordarlo con la Presidente- durante la gestión de Mauricio Macri, el electo mandatario.
"Estas son las cosas que los argentinos tienen que defender, porque son de los 42 millones y en algún momento nos las sacaron", manifestó la mandataria, que estuvo acompañada por el ministro de Economía, Axel Kicillof; el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el Secretario General de la presidencia, Eduardo "Wado" de Pedro; el gobernador bonaerense Daniel Scioli; el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao; y el titular de YPF, Miguel Galuccio.

"ESTO ES DE TODOS"
Sostuvo que "esto es de todos ustedes; seguramente habrá algunos pocos interesados en que los argentinos no desarrollemos estas tecnologías" y añadió que "en algún momento tuvimos un desarrollo petrolero muy importante y nos lo sacaron. No cerremos nunca más la investigación. No permitamos más que los técnicos y científicos se tengan que ir por decisión política de que no se avance en desarrollo tecnológico".
Tras la recorrida, Cristina precisó que "hoy estamos haciendo una nueva planta de coque, una de las más grandes de Latinoamérica, que permitirá incrementar la producción de gasoil en un millón de m3 y de nafta en más de 200.000 m3, lo que significa importar menos".
"No tenemos la suficiente capacidad de refinación, hubo incremento del consumo de combustible porque hay más vehículos; por lo que todo esto permitirá producir coque que también necesitan las grandes fábricas de aluminio y acero", explicó.
La Presidente expresó que la planta "es una inversión de todos los argentinos de 1.046 millones de dólares que se hace a través del Estado y que permitirá aumentar la producción de nafta, coque, gasoil" y detalló que "se pondrá en marcha en junio o julio, y permitirá a los argentinos tener más nafta y gasoil".
"También está aquí uno de los tantos sueños que pude cumplir, el Y-TEC. Recorrimos las instalaciones de este modernísimo edificio que se llevó a cabo tras un concurso en el que participaron 6 estudios de arquitectura", contó la Presidente y añadió que "la obra está en un 90% avanzada, con 60 laboratorios donde se podrá investigar".
Graficó que "se podrán optimizar los costos en un 25 o 30%", afirmó que "en este edificio se desarrollará toda la tecnología que permita optimizar exploración y explotación y también en los derivados" y consideró que "es un aporte invalorable a la industria petrolera".
"Esto es parte de la 'pesada herencia' de la que hablan algunos. Sí, es pesada porque tendrán que defenderla frente a los de afuera. No permitamos que nunca más vengan de afuera a quitarnos todo esto", finalizó la mandataria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico