Cuadro clínico complicado para el herido en el Stella Maris

Víctor Mellado requirió esta tarde un respirador artificial, tiene comprometidas las vías respiratorias, la espalda quemada y 16 "puntazos" en el tórax. Esta tarde se realizó un allanamiento en su casa al cual asistió un perito ígneo. El incendio que descompensó a Mellado tendría un origen intencional.

A las dos de la mañana los vecinos de la calle código 640 se vieron alertados por las intensas llamaradas que salían de la casa de Víctor Rubén Mellado (32) ubicada al 3300. Por la solidaridad de unos de los vecinos, Mellado fue retirado desde su vivienda malherido y fue trasladado al Hospital Regional, donde aún permanece.

Desde la madrugada personal de la Seccional Tercera junto a la Brigada de Investigaciones, Criminalística y el fiscal Heriberto Fitzsimons trabajan para desentrañar los pormenores del incidente en que dejó a Mellado con su torso gravemente quemado y con 16 puñaladas.

Esta tarde, según pudo averiguar El Patagónico se realizó un allanamiento en la casa que habitaba solo Mellado, que es oriundo de Tecka. Allí secuestraron dos cuchillos y un perito ígneo reunió elementos para determinar si el incendio comenzó en un sillón o colchón se produjo de manera intencional. La precaria vivienda de material de un solo ambiente fue el escenario del violento ataque.

Por testimonios precisos de los vecinos, desde esta tarde la Brigada de Investigaciones trabaja para dar con los responsables del hecho. Mientras, Mellado intenta reponerse en el Hospital Regional.

El último parte médico del día da cuenta de que la víctima se encuentra con un complejo cuadro, se asistió con un respirador artificial y se confirmó que las quemaduras le afectan toda la espalda y las vías respiratorias. En cuanto, a las puñaladas se constató que tiene 16 cortes de diversa consideración, todos concentrados en el tórax.

.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico