¿Cuáles son los rubros con mayor trabajo infantil en Argentina?

En Argentina, existen muchos niños y adolescentes que participan en actividades económicas, productivas o domésticas intensivas, perjudicando su desarrollo y educación. Hoy, 12 de junio, se conmemora el Día Mundial de la lucha contra el trabajo infantil.

Desde 2002, la Organización Internacional del Trabajo conmemora el 12 de junio el Día Mundial de la lucha contra el trabajo infantil, entendiendo que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico.

Es decir, toda actividad económica y/o estrategia de supervivencia, remunerada o no, realizada por niñas y niños, por debajo de la edad mínima de admisión al empleo o trabajo (fijada en 16 años según la Ley 26.390), que no hayan finalizado la escolaridad obligatoria o que no hayan cumplido los 18 años si se trata de trabajo peligroso. Esta problemática incide en el desarrollo educativo, ocasionando repitencia y deserción, desgaste físico y psíquico que deteriora capacidades y potencialidades, problemas de salud y afecta sobre todo la dignidad de los menores.

Trabajo Infantil en Argentina.jpg

"La responsabilidad es de todos. Para combatir la problemática del trabajo infantil es necesario un trabajo conjunto de múltiples actores sociales e institucionales, públicos y privados, para mejorar el escenario y brindar igualdad de oportunidades para que los chicos estén en las escuelas y no trabajando", comenta Ricardo Wachowicz, actual Presidente de FAETT (Federación Argentina de Empresas de Trabajo Temporario), organización que integra la Red de Empresas contra el trabajo infantil.

Los niños en situación de trabajo infantil se encuentran en todas las etapas de las cadenas de producción, sin excluir el sector de la agricultura, la industria manufacturera y la venta al por menor; por lo que es responsabilidad de todas las organizaciones, sin importar su tamaño, asegurar que no exista trabajo infantil en sus instalaciones o como producto de sus operaciones, y promover en su cadena de abastecimiento, representantes y proveedores, la toma de medidas para controlar este tipo de explotación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico