Cuando el tiempo es un enemigo

"Reparación Histórica" es una propuesta que genera opiniones divididas en los jubilados y pensionados. La crítica más común se encuentra en los tiempos que maneja ANSeS para entregar las definiciones en cada uno de los casos.
"Mi padre trabajó toda su vida y cuando se jubiló esperaba que el esfuerzo de toda su vida se viera recompensado, pero lo único que obtuvo cuando se jubiló fue unos míseros pesos. Es lo que le corresponde le decía una señorita. Es lo que le corresponde. Nunca vi llorar a mi padre y esa fue la primera vez, cuando salió de cobrar su primera jubilación. Es algo muy triste y te llena de bronca que vos te rompas el alma trabajando para solo cobrar 3.000 pesos. Por eso yo no lo dudé. Cuando vi la posibilidad y la doctora (su abogada) me dijo que tenía tanta plata para cobrar agarré y firmé. Porque en este país a los que más nos 'boludean' es a los viejos. Lamentablemente es así", aseguró Miguel Soto, de 75 años, que se salía de la oficina de ANSeS luego de consultar sobre cuánto le correspondía mejorar su haber jubilatorio por "Reparación Histórica".
Soto vive junto a su esposa Mabel en el barrio Fuchs y durante 50 años se desempeñó como carpintero. "Uno tiene que firmar porque si se va a juicio son 5 años que tiene que esperar y nadie te asegura que vos estés vivo mañana", analizó.
Sus palabras se replican en muchos jubilados y pensionados que visitan el organismo nacional de lunes a viernes en busca de una respuesta a tantos años de trabajo.
Otro aspecto que criticaron los beneficiarios fue el uso de la tecnología que implica realizar los trámites para acceder al programa. "Yo le tuve que pedir a mi sobrina si me lo podía hacer porque no entiendo nada de las computadoras. ¿Cómo nos van a pedir a nosotros que usemos una computadora? Eso es lo malo. Muchos de nosotros no sabemos de eso y no tenemos a alguien que nos explique", manifestó David Martínez, de 78 años.
Sin embargo, diversos jubilados y pensionados destacaron la implementación del programa ya que lo observan como un "reconocimiento a tantos años de esfuerzos".
"Si uno trabaja durante 50 o 40 y se encontraba con un sueldito de 3.000 pesos era una angustia que no te puedo explicar. No podemos hacer nada más que esperar que salga el juicio, pero para esto uno se puede morir. Este programa es una buena señal que el Gobierno se está ocupando de nosotros. Ojo puede tener sus trampas, pero es un mimo para los que siempre trabajamos y la vimos pasar", sostuvo Claudia Saldaña, de 68 años, quien se jubiló como docente.
Mientras, María Rosa Esqueda trabajó como secretaria durante 40 años y cuenta que su jubilación no le alcanzaba para cubrir sus necesidades, por lo que decidió con 71 años realizar trabajos de planchado en su vivienda.
"Es muy difícil porque tu jubilación siempre es la misma pero las cosas todos los días están más caras. Esto es algo bueno para nosotros. A mi particularmente me va a ayudar mucho porque me permite descansar. Es lindo trabajar cuando tenés mucho tiempo libre, pero es muy feo cuando ya sos viejo y tenés que trabajar porque no te alcanza. Esto es una buena para todos nosotros", consideró.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico