Cuando la vejez le pega duro a la realidad

Todos los meses alrededor de diez denuncias se reciben en la Dirección de Adultos Mayores por personas de la tercera edad que se encuentran en estado de abandono o pasan por una situación donde se vulneran sus derechos.

El presente es preocupante dice Beatriz Barría, coordinadora del Centro de Día del barrio San Martín, a donde suelen ser derivados algunos casos de este tipo. "Todavía hay muchas denuncias de abandono. Cuando vemos una situación o viene una denuncia de un vecino interviene la trabajadora social y tratamos de integrarlo al Centro de Día", contó.

"Los adultos primero oponen resistencia porque es algo desconocido o creen que los van a internar, pero luego vemos cómo podemos avanzar. Ahora estamos viendo la manera de llegar a estos adultos que vemos en las esquinas, porque cuando empiezan esa vida de calle a la larga son los futuros adultos y después hay que contenerlos", explicó.

Marcos Campos, responsable de asistencia de la Dirección de Adultos Mayores Municipal coincide en que la problemática es compleja y golpea a la realidad. "Entran muchos casos de la Justicia. Muchos problemas de hijos que tienen problema con los padres o estado abandono que un vecino denuncia, o por adultos que nunca salen de las casas y situaciones de calle. Tendremos cerca de diez situaciones por mes, más las que se atienden acá", aseguró.

A esta problemática, explicó Campos, se suman otros diez casos urgentes que esperan un lugar para poder asistir al Centro de Día y también se multiplican las consultas para poder acceder a una de las catorce "casitas tuteladas".

Además están los casos de asistencia económica por no poder contar con una jubilación. "Hay bastantes casos. Hoy quedan muy pocos que no están jubilados por las nuevas leyes que salieron. Generalmente son extranjeros que no les dan los años de radicación en el país que son 20 años", explicó el referente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico