"Cuando nació el punk, el mundo era como la guerra y sólo queríamos divertirlo"

"Veinte años atrás pensé que el punk iba a desaparecer pero está más vivo que nunca, y está presente porque es real. No interfieren las computadoras. Eso no debería considerarse música. Están engañando a la audiencia", consideró el ícono viviente del punk.

Marky Ramone, histórico baterista de los Ramones y encargado de mantener vivo el legado del cuarteto de Queens, desembarcó en Argentina junto a su banda Blitzkrieg para celebrar los cuarenta años del punk, estilo que afirmó "está más vivo que nunca" y se lo atribuyó a su dimensión "real".
"Veinte años atrás pensé que el punk iba a desaparecer pero está más vivo que nunca, y está presente porque es real. No interfieren las computadoras. Eso no debería considerarse música. Están engañando a la audiencia", consideró el ícono viviente del punk.
Ramone diálogo con Télam, previo a la serie de recitales que comenzó anoche en el local mendocino N8 Estudio (Bartolomé Mitre 1.709) y continuará hoy en la sala Captain Blue XL (Las Heras 124) de Córdoba.
"La última vez que tocamos acá la pasamos tan bien que quisimos volver y acá estamos reencontrándonos con amigos y fanáticos. Amo Argentina, ¡es el país de la Ramonesmanía!", expresó Marky, quien mañana actuará en Teatro Vorterix (Salta 3.519) de Rosario, el miércoles 11 en Kimika (Ruta 22 Km 1.214) de Cipolletti y concluirá su gira el viernes 13 y sábado 14, a las 19, en Teatro Vorterix (Federico Lacroze 3.455) de Buenos Aires.
Para estas presentaciones programó una lista de cuarenta canciones de los Ramones, entre ocho y nueve temas más de las que suele tocar cuando viene al país, y entre otras sorpresas, "I want you", de Bob Dylan, junto a Mantu (cantante de Bulldog), y "Octopus garden", de los Beatles.
Marky, que venía de tocar junto a una de las bandas precursoras de la movida punk Richard Hell & The Voivoids, se transformó en un Ramone en 1978, luego de que Tommy dejara la batería, y grabó ocho de los catorce discos de estudio que regalaron furia, diversión y un escape a distintas generaciones a lo largo del tiempo.

40 AÑOS DE PUNK
-Este año se cumplen también los 40 años del álbum debut de Ramones ¿cuál fue tu primera impresión al escucharlo? ¿sentís nostalgia de aquel momento histórico?
-No creo en la nostalgia. El disco me gustó pero la producción podría haber sido mejor. No había sido grabado en un estéreo verdadero. Ramones era una banda nueva y los productores nunca habían trabajado con una así. "Ramones" me sonaba un poco flaco. Tommy había producido los tres primeros discos de la banda y después de dejar Ramones siguió produciendo. El estaba en ese camino y trabajaba mejor como productor. Eso se pudo ver en "Rocket to Russia" y "Road to Ruin", mi primer disco con Ramones, en los que pudo plasmar sus experiencias y conocimientos. Celebrar los 40 aniversario del punk no sólo tiene que ver con Ramones, también es Blondie, es Talking Head, es Television, es Richard Hell and The Voivoids, Patti Smith, significa festejar todo eso.
-Es increíble la conexión que tiene Argentina con los Ramones. Esa entrega solo ocurre masivamente con ustedes y con los Stones; ¿por qué creés que el fenómeno ramonero sigue teniendo tanto impacto en el país?
-Creo que tiene que ver con el contenido de las canciones y su relación con la juventud. La energía de los Ramones y su música son las razones por las que, incluso, las generaciones más viejas aman a Ramones.
-¿Por qué pensás que el movimiento punk sigue vigente después de 40 años?
-Veinte años atrás pensé que el punk iba a desaparecer pero está más vivo que nunca, y está presente porque es real, no interfieren las computadoras, es sólo el elemento humano. La banda se ve bien junta, es la tracción a sangre, el espíritu de la canción y el groove. Además, el punk le abrió el juego al hardcore y a otros estilos musicales.
-¿Qué opinión te merece la música en la que interfieren las computadoras?
-Eso no debería considerarse música. Están engañando a la audiencia y creo que se están dando cuenta, por eso recurren a bandas con historia, que son reales. Veo mucha juventud volviendo a la banda que realmente toca.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico