Cuando un regalo significa más que sonrisa

Ayer personal de La Anónima entregó regalos a los chicos que se encuentran internados en el área de pediatría del Hospital Regional. Personajes de Disney acompañaron la misma, generando sonrisas y alegría entre niños que están internados por diferentes patologías.

La sonrisa de Antonela, que hace ocho días estaba internada por una crisis asmática, fue la mejor devolución que tuvo uno de los personajes de Disney en la entrega de regalos que realizó supermercados La Anónima al área de pediatría del Hospital Regional en el marco del Día del Niño.
La nena de 3 años recibió su regalo y se sacó una foto con Winnie Pooh. Luego siguió de cerca al personaje de Alicia en el País de las Maravillas y no ocultó su alegría por esta sorpresa que le dieron a ella y a otras decenas de chicos en el Día del Niño.
Según contó su madre Valeria, la nena que ayer a la tarde iba a ser dada de alta hace ocho días había sido internada por una crisis asmática y ayer le habían sacado el oxigeno, lo que le permitió participar de la entrega.
"Esta 'chocha'; por lo menos se ríe un poquito. Hoy ya le sacaron el oxígeno, así que por lo menos está disfrutando un poquito los días que se puede levantar y respirar bien”, contó Valeria, agradecida y feliz por este gesto y los tantos que recibió durante la semana cuando otras instituciones también donaron regalos.

TODO POR UNA SONRISA
El personal de La Anónima llegó ayer alrededor de las 10 al Hospital Regional. La entrega fue encabezada por el gerente de la sucursal del barrio 9 de Julio, Pablo Camnasio. “Nos enorgullece poder venir al hospital y participar de los festejos con los chicos. Gracias a los colaboradores que tenemos y nos acompañan, podemos hacer entrega de los juguetes”, destacó.
Fueron un total de 40 juguetes los que se entregaron. Además de Antonela, otros chicos recibieron sus obsequios, como Yoana Núñez de 10 años. Su padre, Adrian, agradeció el gesto ya que significa un aliciente mientras esperan que la pequeña sea trasladada al Hospital Garrahan por un problema neurológico que sufre. “Es muy lindo lo que están haciendo; es muy lindo para los chicos más que están internados acá. Se distraen un poco", contó.
"Nosotros estamos esperando que el Garrahan diga que ya tenemos el turno. Entonces esto es algo bueno dentro de todo lo malo”, agregó el padre.
De este modo la entrega se extendió por varios minutos, tomando las precauciones del caso, ya que por cuestiones de seguridad sanitaria no se puede ingresar a todas las salas y en algunas solo pudo entrar una persona a entregar el regalo para que todos los chicos pudieran festejar su día a su manera y con una sonrisa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico