Cuando volver a la casa propia significa mucho más que sacar barro

El barrio Juan XXIII fue el sector más golpeado por el temporal en la zona sur. A un mes del día en que comenzó la lluvia, los vecinos continúan paleando para sacar el barro de sus propiedades, por lo que el sector merece estar en el foco de atención de los especialistas en Salud Mental. Es que el trabajo que deben realizar con los damnificados no es simple ya que no todos los afectados se desenvuelven de la misma manera.
"Lo que nosotros estamos haciendo es ofrecer psicólogos y trabajadores sociales en las CAPS (Centro de Atención Primaria de Salud) para los sectores más cercanos al barrio y tratar de ayudar a la reconstrucción de las personas", explicó el coordinador del sector externo del Salud Mental del Área Programática Sur, Sebastián Núñez.
El psicólogo indicó que se evalúa caso por caso para tratar de contener a las personas que de a poco vuelven a sus casas, ya que el retorno debe realizarse de forma paulatina, teniendo en cuenta que los síntomas aparecen cuando la gente comienza a volver a la normalidad.
El médico psiquiatra experto en catástrofes, Enrique Stein, en este sentido, recomendó "que las personas que vuelvan a su casa, que fue inundada, no lo haga sola. Tiene que volver acompañada porque lo que puede sentir en ese momento puede afectar el equilibro emocional".
Núñez, en tanto, aseguró: "cuando la gente vuelve a sus casas puede comenzar a sentir ciertos síntomas como angustia o desesperación por el estado en el que fue sacudida su normalidad. Por eso estamos organizando actividades que tengan que ver con lo grupal para que este estrés agudo, que es normal que aparezca, no se convierta en un estrés postraumático que sí es una enfermedad".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico