Cuatro delincuentes se llevaron un Fiat Palio en una "entradera" en La Floresta

Un hombre fue víctima de una "entradera" en Los Robles y San Martín el sábado a la madrugada. La víctima fue abordada por cuatro delincuentes a cara descubierta que lo golpearon y le llevaron el auto Fiat Palio Weekend. El hombre se resistió a abrir el portón, para que los ladrones no ingresaran ya que en el interior estaban su mujer y dos hijas. Piden colaboración para encontrar el auto.

Cuatro delincuentes a cara descubierta -uno de ellos armado- protagonizaron una "entradera" el sábado a la madrugada en medio de la lluvia que a esa hora caía sobre la ciudad. Fue en San Martín y Los Robles del barrio La Floresta.
La víctima retornaba del Hospital Regional donde tiene internado a uno de sus hijos para buscar a su mujer y llevarla para que lo suplantara y cuando estaba bajando del auto fue interceptado por la banda de asaltantes que le llevó el vehículo.
Según le comentó Marcela a El Patagónico, los delincuentes le pegaron un golpe en la cabeza a su marido cuando se disponía a ingresar a la vivienda. El se corrió y trató de resistir para no abrir el portón porque adentro estaban ella y sus dos hijas. Los ladrones, entonces, le llevaron el auto.
Ella contó que escuchó gritos y se asomó a la ventana y que uno de los delincuentes vestía un jean azul y una campera deportiva de River Plate. Era el que apuntaba con el arma. El joven sólo se cubría con el cuello de la campera, mientras que los otros le pedían a su marido el dinero.
Como la billetera estaba adentro del vehículo, los delincuentes le volvieron a dar un golpe intimidatorio a la víctima y le gritaron a él y a su mujer que observaba desde la ventana que los iban a "agarrar a tiros". Después se marcharon en el Fiat Palio del damnificado.
"Había dejado todo adentro del auto, billetera, papeles, todo, porque estacionó el auto... era cruzar la calle y ayudarme a mí a cargar las cosas, ya nos veníamos. Dos minutos íbamos a tardar. Cuando quiso abrir el portón de casa, sintió el golpe en la cabeza, que fue con el arma", contó Marcela a este diario.
El hombre fue hospitalizado y la denuncia del robo fue radicada en la Seccional Cuarta de Policía, cuyo personal ahora trabaja junto a la Brigada de Investigaciones para dar con el auto y los delincuentes.
El vehículo tiene patente OPJ 601 y con una característica particular: está abollado en el lado del conductor, cerca del guarda barros. La familia pide la colaboración de quien pueda observarlo.
El domingo les avisaron que había visto el automóvil en el barrio Pietrobelli, pero cuando fueron a la dirección indicada, no lo hallaron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico