Cuatro encapuchados asesinan a balazos al dueño de un corralón en Caleta Olivia

Cuatro individuos encapuchados ingresaron en los primeros minutos de ayer a una vivienda del barrio 17 de Octubre de esta ciudad simulando ser policías, con una ficticia orden judicial de allanamiento. Redujeron y golpearon a cuatro personas e hirieron mortalmente de dos balazos a Pedro Velázquez. La policía detuvo a un joven y anoche no se descartaban otros allanamientos.

Caleta Olivia (agencia)

La víctima fatal tenía 50 años, era miembro de la comunidad boliviana y desde hacía muchos años estaba radicado en esta ciudad, residiendo en la calle Julio Carpio 170, en cuyo frente había instalado un corralón de venta de materiales para la construcción.
Los primeros informes oficiales suministrados por la Unidad Regional Zona Norte, indican que el hecho de sangre se produjo alrededor de las 00:20, cuando cuatro sujetos encapuchados que además tenían puestas camperas similares y con inscripciones de la fuerza policial provincial, sorprendieron a la familia Velázquez.
En principio redujeron a dos jóvenes, una mujer y un niño, y luego uno de los individuos se dirigió hacia un patio posterior donde sorprendió al padre de familia.
Tras mantener un duro forcejeo, el delincuente terminó asestándole dos balazos en el abdomen a Pedro Velázquez, dejándolo malherido y tendido en el suelo.
Inmediatamente huyó del lugar junto a sus cómplices, quienes ya se habían apoderado de alrededor de 10 mil pesos en efectivo.
La víctima fue trasladada por sus hijos al Hospital Zonal, donde fue intervenido quirúrgicamente, pero pese a los esfuerzos médicos falleció pocas horas después.
La policía ejecutó en horas de la mañana tres órdenes de allanamiento en el sector de las 128 Viviendas que se encuentran en el mismo barrio, donde demoraron a un joven de aproximadamente 18 años.

GOLPEARON A
TODA LA FAMILIA
Un equipo periodístico de El Patagónico dialogó con la familia Velázquez, que se encontraba inmersa en una profunda congoja.
La viuda, Segunda Molina, contó que ella estaba en el interior de la casa cuando escuchó que golpearon la puerta y gritaron "¡abran, esto es un allanamiento!".
Inmediatamente uno de los hijos de Velázquez, de nombre José, abrió la puerta y los asaltantes ingresaron abruptamente.
"Me pusieron contra una ventana y me pegaron, mientras a uno de mis hijos le pisaban la espalda para que no se levantara y le pegaron un cachetazo a mi nietito", relató entre sollozos Molina.
Mientras ello sucedía, otro de los hijos de nombre Miguel, que se encontraba en otro sector de la vivienda, pudo escapar para pedir ayuda.
"Corrí hasta la casa del vecino para pedirle que llamara a la policía y fue entonces cuando escuché un disparo. Volví enseguida a la casa y vi cuando los cuatro tipos salían de adentro como si nada, vestidos de la cintura para arriba con los chalecos de la policía y dos armas de fuego", contó.
Además, los jóvenes aseguraron que los sujetos de corta edad tenían picanas eléctricas y que incluso se olvidaron el cargador de una de las armas en el interior de la vivienda.
Los familiares también dijeron que cuando la policía llegó a la casa para realizar los peritajes correspondientes, los escucharon decir: "esta vez se zarparon; capaz que fueron los que cruzamos allá abajo".

SOSPECHAN DE
LA POLICIA
Otro de los hijos señaló a El Patagónico que sospechan que hay policías involucrados en este hecho. En ese sentido, indicó que "sabemos que por acá cerca vive un oficial de policía y se dice que él y otro del barrio Rotary 23 le prestan los uniformes a estos tipos para que puedan robar usando esa metodología".
Además, toda la familia dice sentirse "desprotegida", ya que cuando se encontraron con los efectivos en el nosocomio estos les preguntaron "¿por qué no se mudan de barrio si saben lo peligroso que es?".
También criticaron que no se les dejó un efectivo de consigna en la casa, por lo que pasaron la noche atemorizados ante la posibilidad de que los delincuentes regresaran.
Cabe mencionar que avanzada la tarde, la policía continuaba con las tareas de investigación para dar con los otros tres sujetos y no se descartaba que se efectuaran allanamientos.
En tanto, el cuerpo de Velázquez era sometido a la correspondiente autopsia y se estimaba que sería entregado en las últimas horas de la tarde.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico