Cuatro ex funcionarios provinciales son juzgados por "administración fraudulenta"

Ayer declararon trece marineros y el diputado provincial Jerónimo García, que fue quien presentó la denuncia por el delito de "administración fraudulenta".

El debate se desarrolla en Puerto Madryn y tiene como imputados a los integrantes del Comité de Administración que estaba conformado por la actual diputada provincial Gabriela Dufour, y los ex funcionarios Omar Albornoz, Valentín Laborda y Santiago Novoa, quienes no habrían tomado los recaudos del mantenimiento de cuatro barcos que sufrieron roturas durante una anunciada tormenta. Hoy se espera la declaración de Martín Buzzi.
En la primera audiencia del juicio oral que ventila la conducta de los cuatro funcionarios provinciales por los daños que provocó el temporal en barcos de la firma Alpesca y en el muelle Almirante Storni, ayer declararon trece marineros y el diputado provincial Jerónimo García, que fue quien presentó la denuncia por el delito de "administración fraudulenta".
Todos los marineros coincidieron en que le habían advertido al Comité del Consejo de Administración de Alpesca, integrado por los imputados, que los barcos no contaban con el mínimo mantenimiento y que necesitaban combustible, cabos nuevos, víveres para los marineros y elementos de defensa.
El pedido se realizó por distintos medios y hasta se convocó a una reunión realizada en febrero de 2014, donde insistieron con lo solicitado. Uno o dos días antes de la tormenta del 7 de abril de ese mismo año, acompañados por Santiago Novoa, reforzaron las amarras de los barcos con cabos usados o "podridos", como afirmó uno de los testigos. Otro marinero expuso que usaron uno de acero inadecuado y "peligroso" para esa función.

TORMENTA PERFECTA
La tormenta con fuertes vientos que había sido prevista por los distintos servicios meteorológicos, y comunicada formalmente por la Prefectura Naval Argentina, provocó que cuatro embarcaciones sufrieran costosas roturas.
Al parecer los cabos en mal estado con los que estaban amarrados los barcos se cortaron, golpeándose entre sí. El muelle sufrió importantes roturas y algunos de los barcos quedaron a la deriva hasta encallar finalmente en la costa, al sur de ese muelle.
La acusación está a cargo del fiscal general Daniel Báez y el funcionario Alex Williams, quienes intentarán probar durante el debate que los acusados fueron responsables por no tomar los recaudos del caso a pesar de las advertencias realizadas por el personal que se hallaba al cuidado de las embarcaciones.
Báez indicó que los imputados "tenían acabado conocimiento de lo que podía suceder con los barcos y contaban además con un presupuesto para evitar los daños", considerando entonces que "tuvieron una conducta dolosa".
En cambio, para el defensor Fabián Gabalachis la hipótesis fiscal "no constituye delito y la figura delictiva escogida no es la adecuada".
Para hoy a partir de las 9 se espera la presencia de más testigos del Ministerio Público Fiscal y de la Defensa. Entre ellos se destacan el del armador de los barcos, personal de la Prefectura Naval Argentina con asiento en Puerto Madryn y el ex gobernador Martín Buzzi.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico