Cuatro heridos al desbarrancarse un automóvil en la Fracción 14

El grave accidente se registró ayer a las 18:20 sobre un camino de ripio que une el Cordón Forestal con la zona de las fracciones. El conductor de un Renault 19 habría esquivado a otro vehículo y se desbarrancó desde unos diez metros. El rodado voló, pegó contra un montículo y terminó volcado sobre uno de sus laterales. Tres adultos y un menor de edad sufrieron fracturas de distinta consideración.


Testigos que se comunicaron con el 101 de la policía describieron que vieron salir despedidos del auto en movimiento a sus ocupantes.
Por esa razón, la unidad de rescate de los Bomberos, ambulancias, Defensa Civil, Tránsito y Policía se encargaron de auxiliar a las víctimas ante el grave panorama. El auto desbarrancó en el camino conocido como la continuación del Código 747.
De acuerdo a los datos recolectados en el lugar por El Patagónico, el Renault 19 –dominio BQS 145- era conducido por Erwin Fernández. El hombre iba acompañado por Juan Carlos Laime, Yanino Vargas Fernández y el adolescente de iniciales J.C.P, de 16 años.
Según los primeros testimonios recolectados por la policía de la Seccional Quinta, el auto se dirigía en dirección oeste-este, es decir hacia el Cordón Forestal y habría esquivado a otro vehículo, por lo cual su conductor perdió el control.
Tras comenzar la alocada carrera en descenso, la trompa del rodado habría golpeado contra un montículo, dio un tumbo y después quedó destrozado sobre su lateral derecho.
En la trayectoria del auto los tres acompañantes salieron despedidos del habitáculo debido a que el coche perdió el parabrisas. Los dos adultos y el adolescente golpearon contra la ladera del cerro y quedaron tendidos con lesiones de gravedad como fracturas.
Los bomberos del Destacamento 1, a cargo de Víctor Alvarado, asistieron junto a los enfermeros a los heridos. Una vez que fueron subidos a las ambulancias iniciaron las maniobras con el conductor que quedó atrapado entre medio de los dos asientos del auto durante media hora.
Su incómoda posición y la del rodado demandaron un arduo trabajo de los rescatistas que con paciencia pudieron liberarlo y sacarlo del interior del habitáculo para subirlo a una camilla y ser derivado a la guardia del Hospital Regional.
Aparentemente, los ocupantes del Renault regresaban de trabajar ya que todos tenían puestos botines. Muchas pertenencias quedaron desparramadas en los alrededores del lugar del accidente.
El sitio se rodeó de gente que reside en las inmediaciones y luego comenzaron a arribar familiares de los heridos. Así se supo que la mayoría de los lesionados residirían en el barrio Moure.
Al cierre de esta edición, fuentes oficiales informaron que el conductor era el que mayor gravedad revestía. Mientras el adolescente sufrió fracturas en sus piernas, y los restantes padecieron heridas de consideración.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico