Cucarachas, ratas y falta de higiene en restaurantes y comercios

Desde la Subsecretaría de Fiscalización clausuró los restaurantes Los Tres Chinos y Punta Quilmes, en la zona céntrica, carnicería K-Sandra, en barrio 30 de Octubre, y la pizzería Pido Pizza, en Km.5.

"Insistimos al comerciante para que haga hincapié en la higiene y la limpieza del local y los productos. Además, si tiene que refaccionar debe notificarse y se les autorizará, siempre que mantenga las condiciones de salubridad", afirmó el titular de Fiscalización, Daniel Campillay.

Continúan con los controles de rutina en los diferentes comercios de la ciudad a fin de garantizar las condiciones de higiene en los productos y servicios. En primera instancia, en el caso del restaurante Los Tres Chinos, Campillay sostuvo que "la clausura se efectuó por falta de higiene, con presencia de roedores. De la misma manera, se controlaron 13 freezers, donde se observó contaminación cruzada".

"Estos trabajos se realizaron mediante una inspección de rutina y todas las actuaciones quedan a disposición del juez de Faltas de turno. Es lamentable la situación que se encontró en el lugar", subrayó.

Asimismo, el subsecretario se refirió a las clausuras de los distintos comercios gastronómicos que se efectuaron en los últimos días. "La clausura del local denominado Punta Quilmes, sobre calle San Martín casi Francia, también se realizó por falta de higiene, como además la pizzería Pido Pizza, donde se constató presencia de cucarachas. Allí se realizó gracias a las denuncias a las líneas 0-800 municipales", explicó.

Continuando en esa misma línea, el funcionario afirmó que la clausura de carnicería K-Sandra sobre Avenida Chile, tuvo lugar "debido a la cuestión sanitaria también, a lo que se suma la falta de sellado municipal en los animales porcinos encontrados en la cámara".

Por último, Campillay instó a los comerciantes a verificar y constatar la higiene en los locales comerciales. "Insistimos permanentemente al comerciante con todo lo relacionado a la limpieza. Además, si tiene que refaccionar debe notificarse y se les autorizará, siempre que mantenga las condiciones de salubridad. El trabajo es arduo, pero seguiremos controlando con personal de las áreas de Bromatología, Habilitaciones, Abasto y Veterinaria, que tiene mucha predisposición para realizar su tarea", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico