Cuestionan al Banco Central por no evitar la suba del dólar

El director de la consultora Analytica, Rodrigo Alvarez, alertó ayer que "el nivel de $16 por dólar es elevado y riesgoso" para la economía porque "vuelven a alimentarse las presiones inflacionarias".

El economista Javier González Fraga consideró ayer que a la política cambiaria del Banco Central "le falta coraje" al no usar más dinero de las reservas para bajar el dólar, y consideró que esa operatoria se tendría que basar en la incertidumbre para desarmar a los especuladores.
"Hay que animarse a poner reservas en el mostrador si el objetivo es estabilizar la economía", aseguró González Fraga, y consideró que el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger "juega a la ortodoxia, a no intervenir", mientras que el mercado cambiario "es un poker con gente codiciosa y hay que hacerle sentir en la billetera la posibilidad de perder".
En ese sentido, enfatizó que hay que hacerles perder dinero a los especuladores financieros "porque de esa manera los hace más racionales, saben que pueden perder y salen a vender", describió en diálogo con Radio con Vos.
"Creo que lo que pasó en estos días, el lunes y el martes, es que estaban los vencimientos de futuros y debe haber habido una fuerte expansión monetaria por la pérdida que tiene el Banco Central con esos futuros", describió el ex titular del BCRA durante el gobierno de Carlos Menem.
"Los dólares estaban vendidos a 10,50 pesos y llegaron a estar 15,90 pesos, entonces debe haber sido una expansión monetaria de varios miles de millones de pesos y deben haber querido ir al dólar. A mí no me gustó como se manejó. Son estas ventas que generan una expansión monetaria de 60 mil millones de pesos", opinó González Fraga.
"Apoyo el proceso y la gestión del Ministerio de Hacienda, pero no estoy de acuerdo como se manejó la cuestión cambiaria que se tiene que basar en la incertidumbre. Le faltó coraje. Fue un error dejar el dólar subir algunos centavos por día. El Central tendría que haber generado intervenciones esporádicas. No hay vendedores porque la sensación es que esto es una especie de techo y no puede bajar", describió.
Por su parte, el diputado nacional del radicalismo Ricardo Alfonsín consideró ayer que el Banco Central "debe intervenir con más decisión y firmeza en el mercado de cambio, para hacer entrar en razón a los especuladores".
El legislador de la UCR se refirió de esta forma a la fuerte demanda existente en torno al dólar, cuya cotización llegó a trepar a 16,10 pesos por unidad.
También advirtió que "aumentar la tasa de interés puede tener consecuencias no deseadas" en la economía real, en relación a la licitación de Letras del Banco Central (LEBAC) en la que entidad ayer convalidó una tasa de corte de 37 por ciento anual en las colocaciones a 35 días.
"Además de la mayor disposición de pesos en el mercado, como consecuencia del pago de los dólares a futuro, la suba del dólar tiene también que ver con el hecho de que las exportadoras y ciertos grupos financieros se benefician con ello", sostuvo el además presidente del comité de la provincia de Buenos Aires de la UCR.
Advirtió que las exportadoras "no cumplen con el compromiso de liquidar divisas y eso disminuye la oferta", al tiempo que grupos financieros "tienen títulos en dólares y se benefician con el aumento de esa moneda".

EL DOLAR A $16
ES PELIGROSO
El director de la consultora Analytica, Rodrigo Alvarez, alertó ayer que "el nivel de $16 por dólar es elevado y riesgoso" para la economía, porque subrayó que "vuelven a alimentarse las presiones inflacionarias".
"El Gobierno tiene que poner paños fríos y hacer más confiables sus metas de inflación y su programa económico", sostuvo Alvarez a radio 10, al tiempo que consideró que "el Gobierno cometió un error de diagnóstico al decir que los precios ya tenían incorporado el valor del dólar paralelo. La mayoría de las empresas sabíamos que no era así".
También señaló que "el segundo error del Gobierno es haber dejado al sector empresario totalmente desatado sin ningún tipo de control ni contención", y afirmó que como consecuencia "se produjeron aumentos de precios demasiado marcados".
Asimismo, indicó que el macrismo "se equivocó cuando bajó de más las tasas de interés" bancarias, y evaluó que "se confió demasiado, y hay un desequilibrio entre las expectativas de inflación, que están más arriba de lo que el Gobierno proyecta".
El economista también destacó que los dólares que esperaba el Gobierno "no están llegando ni van a llegar" a la economía, porque remarcó que "un inversor extranjero se ha quemado en los últimos años con Argentina".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico