Cuidado postural en niños y adolescentes

La columna vertebral es el eje de la postura del organismo y de nuestra vida. La preocupación por la sobrecarga funcional y la carencia de "la postura correcta" ante actividades como los videojuegos y el uso de celular o tablet, va en crecimiento.

Especialistas destacan la importancia de generar un hábito imprescindible en el cuidado postural para prevenir problemas de columna en todas las etapas de la vida.
Además de actividad física y una buena alimentación, una adecuada postura resulta esencial para tener una buena salud y evitar problemas de columna desde temprana edad. Los chicos pasan muchas horas al día sentados, con una posición incorrecta del cuerpo, más la sobrecarga en sus mochilas, provocan que la aparición de complicaciones en la columna dorsal y cervical haya aumentado en los últimos años de forma alarmante entre los niños en edad escolar.
La higiene postural es un conjunto de cuidados y hábitos cuyo objetivo principal es mantener la correcta posición de la espalda, para evitar posibles lesiones y dolores, ya sea a través de una actividad estática (uso de celular, tablet) o dinámica (trasportar mochila inadecuada y con exceso de peso).
Así es que resulta imprescindible ir educando al cuerpo a adoptar una postura correcta de manera habitual durante la rutina diaria. Además tener en cuenta los factores externos (silla, mochila, calzado), que influyen a la hora de la buena postura.
Más del 90% de las afecciones de salud cotidianas deben su origen a una subluxación vertebral. Justamente, la primera subluxación vertebral suele ocurrir en el momento del parto, ya sea que el nacimiento se produzca por parto normal o por cesárea. La presión que se ejerce sobre la columna cervical del bebé (aproximadamente 30 kg), tan frágil y delicada, suele producir, justamente, la primera subluxación vertebral. Esta fuerza aplicada a las cabezas y los cuellos de los recién nacidos provoca que el Atlas (primera vértebra cervical), el Axis (la segunda vértebra cervical) o ambas queden fuera de lugar y afecten el normal crecimiento y desarrollo del niño.
Los niños son los que sufren más subluxaciones debido a las múltiples caídas, malas posturas, mochilas pesadas, el parto, el aprender a caminar o andar en bicicleta. De hecho, las estadísticas indican que desde el nacimiento y hasta los 5 años, el ser humano experimenta 2500 caídas en promedio, lo cual confirma que es prácticamente imposible que un niño a esa edad no padezca una subluxación vertebral y necesite una corrección de su columna.

RECOMENDACIONES PARA LA CORRECTA HIGIENE POSTURAL
- De pie: mantener los hombros a la misma altura y los pies ligeramente separados para conseguir un mejor equilibrio y una posición cómoda. Es importante adaptar el entorno de los niños a su altura, para evitar el "puntitas de pie", para llegar a un lugar alto.
- Sentados: los pies apoyados en el piso, las rodillas en un ángulo de 90º, y la espalda reposa en el respaldar de la silla.
- Frente a una computadora y videojuegos: a pantalla debe estar situada ante la cara, a una distancia mínima de 40 cm y a la altura de los ojos o ligeramente por debajo. El teclado debe colocarse de forma que los hombros estén relajados y los brazos formen un ángulo de 90º.
- Las mochilas escolares: no deberían superar el 10 % del peso del cuerpo del niño, y deben colocarse siempre bien pegadas a la parte baja de la espalda para controlar su peso. La medida de la mochila debe adecuarse a la edad del niño.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico