Cuidar a la piel de la contaminación

Síntomas como la irritación, el exceso de sequedad o de grasitud, la deshidratación o las alergias pueden encontrar su raíz en un ambiente muy seco o repleto de toxinas, por lo que proteger al órgano más grande del cuerpo se vuelve una necesidad imperante en nuestros días.

Los agentes internos que pueden afectarla son la dieta, los hábitos y la rutina, en cuanto a los aspectos externos entran en juego la contaminación en el aire, el agua, la exposición directa al sol y los cambios bruscos o anormales de temperatura y/o niveles de humedad.
Consejos para resguardar a la piel de los agentes agresivos externos:
1. Limpieza diaria: Todas las impurezas, residuos y desechos tóxicos que flotan en el aire se acumulan en los poros de la dermis, irritándola y, en casos, permitiendo que esas toxinas ingresen al cuerpo.
Lavar la cara todas las mañanas con jabón neutro y por las noches o aplicar alguna emulsión de limpieza es suficiente para remover la gran mayoría de las toxinas acumuladas en la piel del rostro.
2. Siempre colocar bloqueador solar: la combinación de toxinas y luz solar puede ser un combo altamente dañino para la piel. Es importante clocarlo y así tomar medidas para proteger la piel del contacto directo con el sol; el mismo puede producir envejecimiento prematuro de la dermis y es un agente directo de la manifestación de Cáncer de piel y otras afecciones graves.
3. Mantenerse hidratado: humectar la piel por fuera con la crema adecuada así como también tomar como mínimo dos litros de agua al día ayudarán a prevenir la sequedad y los impactos del cambio de temperaturas y ambientes así como también a eliminar las impurezas acumuladas.
La dermis puede ser un órgano muy sensible cuando el ambiente resulta desfavorable para su constitución, al ser el principal medio de comunicación entre el organismo y el ambiente es el principal afectado por la contaminación y los cambios anormales de temperatura, cuidarla es crucial por motivos estéticos pero también para prevenir afecciones de todo tipo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico