Cuidar los pies, la parte del cuerpo más olvidada

Los pies precisan de atenciones específicas para mantenerlos bien hidratados y en perfectas condiciones, sobre todo ante las bajas temperaturas. A menudo nos hacemos manicuras, cuidados de la piel y el pelo, tratamos de eliminar la celulitis o quitarnos kilos de más pero se suele olvidar algo: los pies.

El invierno es una época del año en la que a los pies se les debe prestar mucha atención para que estén bien hidratados, no tengan rozaduras de los zapatos, suden, aparezcan hongos o se produzcan algunos problemas en las uñas por no llevar el calzado adecuado.
Dentro del ritual que debe seguirse para el cuidado de los pies se halla la realización de un baño en agua caliente con sal para relajarlos, que debe finalizarse con intercambios de agua fría y caliente para activar la circulación y evitar que aparezcan venillas antiestéticas.

El baño, además, es el momento ideal también para limar todas las durezas y callosidades que puedan ir apareciendo. Es importante no dejar este aspecto de lado para que no se hagan callos, que afean el pie y que obligan a ir al podólogo.
Para que los pies no emanen olor de sudar por llevar calzas, medias o zapatos cerrados en estos días, podes utilizar en el baño desodorantes naturales que vos misma puedes preparar: unas gotas de aceite de limón y de hierbabuena ¡y listo!
Las uñas deben ser también objeto de atención. Muchos zapatos que no son adecuados las dañan porque aprietan justo en los extremos de los dedos. En este sentido, es importante, aparte de elegir bien el calzado, llevarlas cortas, con forma cuadrada y bien pulidas para que no se quiebren o enganchen en los calzas o medias.
La exfoliación también debe realizarse para que tengan buen aspecto. Para ello, puedes utilizar cremas granuladas, muy sencillas de aplicar, que con su retirada arrastran las células muertas acumuladas y devuelven el esplendor a la piel.
La hidratación es fundamental. Disfrutar de un excelente masaje con cremas y aceites que, sobre todo, deben ser ricos en colágeno.
Para conseguir que la hidratación sea más efectiva, probá a aplicar la crema y ponerte unas medias de algodón para dormir.
Con estos cuidados tendrás los pies en perfectas condiciones durante el invierno y listos para lucir con los primeros rayos de sol de la primavera.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico